Las leyes del consumo serán dictadas por los niños en un futuro

Marketing infantil

Un estudio realizado por Zukunftsinstitut, una consultora alemana especializada en tendencias, innovación, desarrollo y estrategias innovadoras para los negocios, concluye que las leyes del consumo serán dictadas por los niños en un futuro. El estudio está orientado a aquellas empresas preocupadas por el futuro de sus negocios y pretende mostrarles los puntos a tener en cuenta para lograr obtener éxito, según la consultora, el papel de los niños es fundamental y ejercerán una gran influencia en la decisión de compra de los padres.

En nuestra opinión, esto no es una novedad, en realidad una buena parte de los padres son influenciados por sus hijos a la hora de realizar compras. Recordemos el post Los niños son piezas fundamentales en el marketing, en él destacábamos que los departamentos de marketing y los publicistas conocían perfectamente el gran poder de decisión ostentado por los niños, incluso los más pequeños. Los motivos para ello eran variados, pero fundamentalmente se postula la democratización de la familia y la permisividad a que los niños crean que tienen todo el derecho a decidir, como causa principal del poder de decisión infantil.

El nuevo estudio no hace más que ratificar algunas conclusiones anteriores, pero se destaca con mayor énfasis el papel que desempeñará la comunidad infantil en el mercado del consumo en un futuro, llegando a marcar determinadas reglas. A través de Marketing Directo podemos saber que en el estudio que indica que las leyes del consumo serán dictadas por los niños en un futuro, se establecen 10 categorías que clasifican a los niños en este ámbito: “las niñas coléricas, los niños de papá, los niños ecologistas, los niños vanguardistas, los niños de concurso, los niños empollones, los niños alborotadores, los niños cool, las niñas “princesas” y los niños de Facebook”, resulta curiosa y sorprendente la última categoría.

Marketing y publicidad

En Zukunftsinstitut ofrecen una previsión y un cálculo sobre el uso y la relevancia de cada clasificación infantil para la industria, así mismo ofrecen algunas reglas que se deben seguir para que el trabajo de las empresas se traduzca en un mayor consumo y por tanto, en un mayor éxito de negocio. La frontera entre un adulto y un niño desaparece en el ámbito del consumo, en muchas ocasiones los niños eligen productos para comprar y de ello se aprovechan las empresas que saben que la comunidad infantil no tiene las mismas nociones de economía que los adultos, por lo que resulta más fácil captar su atención. Como en muchas cosas, la democratización de la familia tiene su parte positiva y su parte negativa, sería interesante retomar la lectura del post Regalos de Navidad, un ‘no’ es educativo.

Los consultores se basan en la evolución de los niños, cada vez son más autónomos y se acostumbran a tomar sus propias decisiones desde muy pequeños, decisiones que evidentemente están condicionadas por el marketing y la publicidad. Lo peor es que los niños cada vez tienen mayor influencia sobre los padres. La consultora termina diciendo que no se trata sólo de convencer a los niños con los productos, también es necesario convencer a los padres, pero una cosa es evidente, si captas y convences a un niño, tienes ganado un elevado porcentaje de probabilidades de que finalmente un determinado producto sea adquirido por los padres.

Del mismo modo se elogia a los niños indicando que son consumidores muy exigentes que detectan aquellos productos que no cumplen lo que prometen, por lo que la opción del engaño queda descartada. Asusta saber que los niños son el centro de atención de algunos expertos en marketing y publicistas, podríamos decir que son herramientas que esgrimen a su antojo para lograr sus objetivos, el incremento de las ventas.

Foto 2 | Rahego

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...