Las espinacas

Las espinacas

Todos hemos tenido que escuchar a nuestras madres y abuelas que tenemos que comer espinacas si queremos estar fuertes, y muchas veces nos han puesto como ejemplo al entrañable Popeye comiendo sus latas de espinacas para lucir músculos.

La cuestión es que realmente son muy beneficiosas ya que tienen un gran poder antioxidante con vitaminas C, E y A pero en cuanto a la cuestión del hierro las espinacas lo contienen en una forma muy difícil de absorber por parte de nuestro organismo. Por sus propiedades las espinacas también están ligadas al ácido fólico por lo que las convierten en algo muy recomendable para las mujeres embarazadas. También las espinacas están indicadas para los niños y embarazadas con problemas de estreñimiento, ya que presenta propiedades laxantes pues contienen fibra.

Cuando el niño comienza a tomar su primeros alimentos sólidos no es recomendable dárselas por su alto contenido en nitratos, pero tras el primer año de vida las espinacas son muy buenas cocidas o en purés. Eso sí, es importante que estén en muy buen estado y para ello hay que evitar las espinacas que presenten un color amarillento por los bordes y elegir las que estén más verdes sin zonas marchitas, con tallos fuertes y sin tierra. Nunca hay que conservar las espinacas en el frigorífico más de tres días, hay que lavarlas bien y a ser posible dejarlas a remojo en agua fría durante al menos media hora. La mejor manera de comerlas y que conserven todos sus nutrientes es en una ensalada con aceite y limón.

Vía | www.pulevasalud.com
Foto| Hallgerd

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...