Las enfermedades inflamatorias intestinales son cada vez más frecuentes en los niños

EII

Las enfermedades inflamatorias intestinales son cada vez más frecuentes en los niños, dolencias que antaño eran exclusivamente propias de los adultos, se trasladan al colectivo infantil. El número de niños con enfermedades crónicas crece año tras año, como ejemplo podemos hablar de la Comunidad Valenciana, hasta un 45% de los nuevos casos diagnosticados pertenecen a niños de hasta 16 años de edad, pero además hay que destacar que hasta un 6% de estos casos son de niños menores de cinco años.

En esta franja de edad, las enfermedades inflamatorias intestinales (EII) tenían una presencia testimonial, algo que no sucede actualmente y que según los especialistas va a ir a más. Estas son algunas de las conclusiones desprendidas de la reunión de enfermos de EII en el Hospital de Manises con motivo del Día Mundial de la Alimentación 2010. Algunos especialistas apuntan que una de las principales causas que provocan este tipo de enfermedades es el abandono progresivo de la Dieta Mediterránea durante las últimas tres décadas.

Las enfermedades inflamatorias intestinales son cada vez más frecuentes en los niños y es algo lógico teniendo en cuenta que se han abandonado hábitos saludables, se recurre con más frecuencia a los alimentos preparados o comida rápida, productos cargados de todo tipo de aditivos, conservantes o grasas polisaturadas que terminan afectando a las defensas del organismo y debilitándolo frente a las enfermedades. En el caso de los niños muy pequeños que padecen EII, los especialistas barajan la posibilidad de que exista una predisposición genética a sufrir este tipo de enfermedades dado que no se alimentan de los productos antes mencionados.

Las previsiones no son nada favorables, a través de La Verdad, podemos saber que se cree que en la Comunidad Valenciana la incidencia del EII se verá duplicada en los próximos 10 años, estos datos se pueden trasladar a otras comunidades españolas en mayor o menor proporción. A todo esto hay que añadir que muchos casos no son diagnosticados debido a que presentan síntomas que no son concretos y que no se asocian con precisión a las enfermedades inflamatorias intestinales. Este tipo de problemas se repite con otras enfermedades, un ejemplo son los celíacos, son muchos los casos de niños con enfermedad celíaca sin diagnosticar.

El diagnóstico precoz de las dolencias permite reducir los problemas asociados a estas enfermedades y mejorar la calidad de vida de los pacientes, aunque los expertos se enfrentan al problema de determinar exactamente las enfermedades, ya que se pueden confundir con otro tipo de dolencias, por tanto, ante los primeros síntomas es conveniente acudir a los especialistas para que cuanto antes puedan realizar el diagnóstico y aplicar el tratamiento más efectivo. Las enfermedades asociadas a la dieta crecen sin parar, como adultos tenemos la obligación de velar por la dieta de los más pequeños para que puedan disfrutar de una buena calidad de vida en el presente y en el futuro.

Foto | Ivory elephant Photography

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...