Las bebidas azucaradas relacionadas con un inicio más temprano de la menstruación

Un estudio ha relacionado el consumo de bebidas azucaradas con la llegada temprana de la primera menstruación. Los investigadores apuntan que los resultados son interesantes y que han de ser tenidos en cuenta ya que la llegada temprana de la menstruación está relacionada con un mayor riesgo de cáncer de mama en edad adulta.

Llegada del periodo en las niñas

Un estudio desarrollado por la Escuela de Medicina de Harvard (Estados Unidos) concluye que el consumo de bebidas azucaradas está relacionado con un inicio más temprano de la menstruación en las niñas. Se trata del primer estudio que se realiza en el mundo que relaciona las bebidas con la edad que tienen las niñas al tener su primera menstruación, por lo que se podría hablar de otro efecto secundario negativo de este tipo de bebidas.

Para llegar a la relación primera menstruación y consumo de bebidas azucaradas, los expertos realizaron un seguimiento a 5.583 niñas con edades comprendidas entre los 9 y los 14 años en un periodo comprendido entre el año 1996 y el año 2001. Según las primeras conclusiones, las niñas que bebían más de 1’5 porciones de bebidas azucaradas al día tenían su primer periodo 2’7 meses antes que las niñas que tomaban una o dos bebidas por semana. Hay que aclarar que en esta relación el IMC (Índice de Masa Corporal), la altura, la ingesta total de otro tipo de alimentos y otros factores relacionados con la actividad física y el estilo de vida, fueron independientes, es decir, no influyeron en la llegada del periodo.

Los datos sobre las niñas se han obtenido gracias a otro estudio puesto en marcha bajo el título del Estudio Creciendo Hoy que realiza un seguimiento a 16.875 niños. En el momento de realizar la investigación, ninguna de las niñas había tenido su primer periodo, pero al finalizar casi todas lo tuvieron, sólo un 3% (159 niñas) no habían tenido su primera menstruación.

Los expertos utilizaron cuestionarios en los que se preguntaba a las niñas sobre la dieta que seguían, el tipo de bebidas que tomaban, cuánta cantidad y con qué frecuencia, refrescos, zumos de frutas, té helado endulzado, etc. La mayoría de las bebidas tenían azúcares añadidos, jarabe de maíz, glucosa, sacarosa, etc. Otro elemento que se tuvo en cuenta fue la cafeína que contenían algunas bebidas, como por ejemplo las colas. También se analizaron las bebidas dietéticas y zumos de fruta con la intención de evaluar el impacto de las bebidas que son endulzadas artificialmente o naturalmente.

Según los resultados obtenidos, los refrescos de dieta y zumos de fruta naturales no se asociaron con variaciones de la edad al tener el primer periodo, sin embargo, las niñas que habían declarado tomar diariamente 1’5 porciones de bebidas azucaradas por día, tuvieron hasta un 24% más de probabilidades de tener antes su primera menstruación en comparación con aquellas niñas que tomaban una o dos bebidas azucaradas por semana. Se aclara que también se tuvieron en cuenta otros factores que podrían influir además de los citados anteriormente, la raza, el peso al nacer, la frecuencia con la que se come en familia, etc. Recordemos que otro estudio apuntaba que el consumo de carne también provocaba que la menstruación se adelantase.

Tomando más bebidas azucaradas, el promedio a la hora de tener la primera menstruación se estableció en los 12’8 años, frente a los 13 años en las niñas que consumían menos bebidas. Sobre los factores antes citados, los expertos explican que al tenerlos en cuenta, el inicio de la primera menstruación era aún más significativo, las niñas eran un 22% más propensas a tener el primer ciclo. Este vínculo es un dato importante, hay que decir que otros estudios apuntan que una llegada pronta de la menstruación está asociada con un mayor riesgo de cáncer de mama en edad adulta, por lo que un posible sistema de prevención sería limitar en las niñas el consumo de bebidas azucaradas, además también se reduciría el riesgo de sobrepeso y obesidad infantil.

Una explicación que proporcionan los expertos es que las bebidas con azúcar agregado tienen un mayor índice glucémico que las bebidas azucaradas naturales, como por ejemplo los zumos de frutas. Un alimento con alto índice glucémico provoca un rápido aumento en las concentraciones de insulina en el cuerpo, una concentración más alta de insulina puede incrementar los valores de hormonas sexuales y esta alteración se asocia con una llegada temprana de la menstruación. De todos modos se apunta que hay que seguir investigando y hay que tener en cuenta otros factores, es necesario comprender mejor el impacto que tienen las bebidas endulzadas con azúcar en la salud. Podéis conocer todos los detalles del estudio a través de este artículo publicado en la revista científica Human Reproduction.

Foto | Lilszeto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...