Lactancia materna, ¿qué puede hacer papá?

El papel de papá en la crianza del pequeñín de la casa, sobre todo en la lactancia materna, es muy importante. Es la persona de apoyo de la madre y el que puede favorecer que todo funcione correctamente.

Papá se puede ocupar de muchos aspectos de la crianza de su pequeñín.

El papel de papá en la lactancia materna es más importante de lo que muchos imaginan, ya que su apoyo incondicional y su ayuda van a ser imprescindibles para que la lactancia materna sea un éxito. Porque aunque sea mamá quien le de el pecho al bebé, el ambiente que rodeen a mamá y al bebé debe ser tranquilo, sosegado y libre de comentarios molestos y ‘super consejos’ innecesarios. La mamá primeriza puede tener muchas dudas, pero no necesita consejos que la puedan perturbar en un momento dado. Papá puede proteger a mamá de ese tipo de comentarios, puede crear un ambiente respetuoso y evitar que se creen situaciones molestas que puedan interferir en la lactancia materna.

Mamá necesita el apoyo de papá para que le ayude en todo lo que no sea dar el pecho y son muchas las cosas que puede hacer papá para ocuparse del bebé y crear un vínculo afectivo muy especial sin necesidad de ser quien alimente al bebé. Algunos ejemplos es cambiar los pañales, ocuparse del baño, dormir al bebé o dormir con él si la cama lo permite (colecho), cantarle, contarle historias para que el pequeñín esté tranquilo, etc.

Pero además, el cuerpo de la mujer tras el embarazo y el parto necesita de unos meses para que se acabe de adaptar de nuevo a la situación. Estará más cansada por las tomas de lactancia materna, ya que alimentar al pequeñín es una exigencia que requerirá de ella un esfuerzo. Por ello, necesita ayuda en las tareas de casa y papá, está ahí para ayudarla en todo, ya sea ocuparse de la compra, preparar la comida o fregar los platos si fuera necesario.

Es decir, que para que la lactancia materna funcione 100% los padres deben funcionar como un equipo, ayudándose y apoyándose mutuamente. Por que papá, puede ayudar a que mamá descanse cuando lo hace el pequeñín de la casa, para estar descansada cuando le toque darle de comer. Pero ademas, si se sale de paseo, papá puede llevar al pequeñín en su saquito, puede pasearle y cantarle mientras se pasea, es decir, que puede ocuparse en muchos momentos del bebé.

Es decir, que papá puede hacer muchas cosas para favorecer la lactancia materna. Lo principal es que esto se tenga en cuenta, es decir, que la lactancia materna es el mejor alimento para los bebés, al menos hasta que cumplan los seis meses de vida. Por lo tanto, mamá necesita de mucha ayuda para dar de comer a su bebé y esa ayuda, si viene de papá, se conseguirá que papá se sienta integrado en ese ‘tandem’, se sienta realizado como padre y además, conseguirá crear un vínculo afectivo muy especial con su bebé en otros temas de la crianza.

Imagen | thetejon

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...