La violencia televisiva genera mayor impacto en los niños más inteligentes

Una investigación ha constatado que la violencia televisiva, sea con imágenes de los medios de comunicación sobre atentados terroristas, o violencia en los dibujos animados, generan mayor impacto en los niños más inteligentes, reduciendo sus habilidades y capacidad intelectual. Los resultados de este estudio hacen replantearse limitar la exposición de los contenidos que se emiten en televisión.

escenas violentas en televisión

Según los resultados de una investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Duke y la Universidad de Ohio (Estados Unidos), en colaboración con la Universidad de Fatih (Turquía), la violencia televisiva genera mayor impacto en los niños más inteligentes. Para llegar a esta conclusión, se trabajó con dos grupos niños de 10 años de edad, uno formado por 74 niños con un cociente intelectual superior a 130, y otro formado por 70 niños con un cociente intelectual inferior.

Ambos grupos realizaron un examen verbal en el que debían general el máximo número de palabras posibles a partir de una serie de letras. Tras este examen, se procedió a exponer a los dos grupos a dos tipos de vídeos, unos con acciones violentas y otro sin ellas, posteriormente se volvió a evaluar a los niños. En el primer examen se constató que los pequeños con mayor capacidad intelectual habían generado más palabras que los que tenían un menor cociente intelectual, pero tras ver los vídeos con acciones violentas, los niños con un C.I. superior tuvieron perores resultados que los de menor cociente intelectual.

Por otro lado, los niños que habían visto vídeos sin violencia superaban en el segundo examen a los que habían visto los vídeos con violencia. Tras estos resultados, los expertos consideran que las habilidades de los niños se reducen cuando son expuestos a imágenes violentas, especialmente si son más inteligentes.

Dado que la violencia en la televisión se ha convertido en algo habitual (lo vemos a diario en los informativos), se puede decir que los niños expuestos a estas escenas sufren una merma de su capacidad intelectual. Los resultados obtenidos resultan sorprendentes para los investigadores, por lo que ahora quieren realizar nuevos estudios para determinar el mecanismo y razón de este hecho.

De momento se barajan alguna hipótesis, como que los niños más inteligentes son más sensibles, ver las escenas violentas les podría generar un estado de ansiedad mayor que provoca una reducción de la capacidad de atención y la memoria. Según estos resultados, los investigadores consideran que padres, profesores y políticos deberían tener presente que la violencia televisiva puede tener consecuencias negativas para los niños y por ello se debería trabajar para evitar que fueran expuestos a ella, esta es, sin duda, una tarea realmente complicada.

No sólo se apunta la reducción de la capacidad intelectual, también se habla de sufrir otros problemas como las pesadillas y por tanto, la reducción de la calidad del sueño, algo que, como sabemos, afecta al rendimiento escolar mermando la capacidad de atención. Podéis conocer los detalles de esta curiosa investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Gifted Child Quarterly.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...