La unidad de cirugía cardiaca infantil de Las Palmas de Gran Canaria se mantendrá abierta

Se pueden evitar algunos recortes en materia de sanidad infantil, sólo es necesario que todas las partes implicadas quieran, es el caso de la unidad de cirugía cardiaca infantil de Canarias.

Salud infantil

Hace unos días, en el post Los recortes en sanidad empeoran la asistencia infantil, nos hacíamos eco de un recorte sanitario que representaba un gran paso atrás en Las Palmas de Gran Canaria. Se pretendía dar fin a la unidad de cirugía cardíaca infantil del Complejo Hospitalario Materno Insular, a partir del año que viene los niños que necesitasen ser operados, deberían trasladarse a la península. Tanto familias como especialistas médicos manifestaban su oposición a la eliminación de este servicio por el que tanto se había luchado. Pues bien, en ocasiones la presión y la cordura se imponen a medidas como las que se pretendían adoptar, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha cambiado de postura y la unidad de cirugía cardiaca infantil de Las Palmas de Gran Canaria se mantendrá abierta.

Una larga reunión entre todas las partes, familias, especialistas sanitarios y la Consejería de Sanidad, ha dado sus frutos. La presión ejercida por las familias ha sido importante, diversas asociaciones se han encargado de recoger firmas y en sólo 10 días han obtenido 82.000 firmas que han presentado a la consejería. La solución ha sido reestructurar la unidad y sustituir el convenido realizado con un hospital italiano por un acuerdo con hospitales nacionales, en este sentido puntualizamos que el cambio se debería haber realizado hace tiempo. No es comprensible un acuerdo en el que cirujanos italianos tenían que desplazarse una semana cada mes al centro para llevar a cabo las intervenciones en la unidad de cirugía cardiaca infantil, sobre todo sabiendo que en España contamos con grandes especialistas en este campo.

No sorprende por tanto saber que la Fundación Corazón y Vida haya estado reclamando desde hace más de 10 años un cambio, no era coherente que esta unidad funcionara únicamente 11 semanas al año, la cirugía cardíaca infantil debía estar disponible los 365 días del año. Por otro lado, las familias están de acuerdo en que aquellos casos más graves se traten por los especialistas en la península a fin de obtener una mejor atención por personal muy especializado y con gran experiencia para obtener una resolución del problema de salud más favorable.

En todo caso es una magnífica noticia que la unidad de cirugía cardiaca infantil se mantenga operativa, falta ultimar algunas cuestiones como las fórmulas de trabajo para poder ampliar el volumen de cirugías realizadas por los especialistas españoles, que permitirán una autonomía satisfactoria en materia de intervenciones cardíacas infantiles. Sin duda, la situación ha dado un giro de 180º, se pasa de querer cerrar la unidad, a mantenerla abierta, aumentar el volumen de cirugías e incluso realizar convenios para operar a niños procedentes del norte de África.

Esto demuestra que algunos recortes en otras áreas se deberían estudiar con más profundidad antes de llevarlos a cabo, buscando soluciones que puedan satisfacer a las partes implicadas. La rectificación del Gobierno canario ha sido muy bien recibida (algo lógico), se acabó la incertidumbre y las complicaciones previstas para los niños que sufren cardiopatías de distinta índole. Puedes conocer todos los detalles de la noticia a través del artículo de la publicación digital El Mundo.

Foto | SanShoot

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...