La televisión es la primera alternativa del ocio infantil

Diversión infantil

Según un estudio realizadopor el Instituto de Creatividad e Innovaciones Educativas de la Universidad de Valencia, la televisión es la primera alternativa del ocio infantil, estando muy por encima de otras actividades como los juegos, la lectura o la música. Hasta un 30% de los niños encienden la televisión nada más llegar a casa después del colegio y si los padres no prestan atención, los niños pueden estar frente a la pantalla durante varias horas.

Según los datos del estudio del ICIE, la televisión es la primera alternativa del ocio infantil acaparando la atención de un 30% de los niños, le siguen los juegos con amigos y hermanos con un 18’8%, la música con un 13’1% y la lectura con un 10’9%. Los datos obtenidos en el estudio serán revisados por especialistas que diseñarán unas pautas de conducta que se ofrecerán a los padres para que limiten el tiempo de exposición de sus hijos a la televisión, ya que como sabemos, no es recomendable su abuso.

Marcar pautas sobre el tiempo que los niños pueden ver la televisión es algo necesario, del mismo modo, también es necesario realizar un control parental sobre los programas que los pequeños ven, ya que los contenidos inadecuados en horarios infantiles están a la orden del día. Según los datos que aportan los especialistas, los niños con edades comprendidas entre los 4 y los 12 años pasan 960 horas en el colegio, casi las mismas horas que están frente a la televisión.

Otros datos a destacar son: hasta 750.000 niños ven la tele después de las 22:00 horas, algo que no es recomendable teniendo en cuenta que es necesario que descansen lo suficiente para afrontar el día siguiente con energía. Pero además, hasta 20.000 niños siguen estando frente al televisor después de las 24:00 horas, algo que no beneficia en absoluto a los niños y que influye en el rendimiento escolar, la atención, etc.

Quizá lo más lamentable es saber que dos de cada tres padres de nuestro país reconocen que no controlan lo que ven sus hijos en la televisión, de ahí que incidamos en la necesidad de supervisar los contenidos. Los padres somos permisivos y accedemos a las peticiones de los niños, ¿Cuántos padres de hoy en día podían decir que en su habitación tenían una televisión?, no muchos. Sin embargo, actualmente hasta un 31’3% de los niños con edades comprendidas entre los 4 y los 12 años tienen una televisión en su dormitorio, no sólo es una edad muy temprana, es algo que no permite disfrutar el tiempo en otras actividades más saludables.

Para finalizar y según podemos leer en la publicación digital La Vanguardia, destacaremos que sólo el 30% de los padres ven la televisión con sus hijos, aunque esto es algo lógico teniendo en cuenta que en muchas ocasiones las obligaciones de los padres no permiten disfrutar de mayor tiempo de ocio con los niños. Sería interesante retomar la lectura del post La televisión, los malos hábitos y el fracaso escolar, un estudio realizado por expertos de la Universidad de Michigan y la Universidad de Montreal que va en la misma línea que el estudio del ICIE.

Como última referencia al tema, también nos gustaría destacar el post Medios audiovisuales y salud infantil y adolescente, informe realizado en estados Unidos y basado en 173 estudios realizados durante los últimos 30 años, las conclusiones muestran claramente el peligro del abuso de la televisión por niños y adolescentes.

Foto | Alltrain43’s photostream

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...