La separación de juguetes por estereotipos o sexismo

Los juguetes pueden servir tanto a niños como a niñas, lo importante es lo que se le inculca a los niños y evitar que los juguetes se utilicen para implantar estereotipos sexistas.

La separación de juguetes por estereotipos o por sexismo

¿Son sexistas los juguetes? ¿En qué momento se produce esa separación de juguetes para niñas o para niños? Dicen algunos expertos que separar los juguetes por sexo puede producir desigualdades de género más propias de una época pasada. Esas desigualdades se ven en juguetes, pero también se pueden observar en padres, empresas de juguetes, publicidad, etc. No obstante, cabe decir, que se ha recorrido mucho camino en este sentido y se seguirán cambiando muchos aspectos de nuestra sociedad para que en el futuro esas desigualdades no existan, pero todavía falta mucho por hacer.

Me gustaría recalcar que muchos niños y niñas son libres de decidir a que quieren jugar y ellos escogen muchas veces los juguetes que les llaman más la atención, como por ejemplo las niñas quieren jugar con bebés, ya que un día llegarán a ser madres y es inevitable que vean a su mamá y la quieran imitar. Esto es lo que más se utiliza para anunciar muñecas y juguetes de niñas, porque así deben pensar que venden más, pero lo cierto es que de esta manera se estimula a los niños a pensar que las niñas solo cuidan bebés, juegan a cocinar y a limpiar, como suelen hacer muchas mujeres todavía. Es decir, que a través de los juguetes se influye en el rol de mujer o en el rol de hombre y esto es algo a lo que los niños se acostumbran rápidamente.

Cabe decir que los niños serán en su edad adulta aquello que han visto y han aprendido en casa. Por lo tanto si con los juguetes juegan a ser el rol de papa o el rol de mamá, todos los niños deberían jugar a bebés y cocinar y todas las niñas deberían también a jugar a conducir y hacer experimentos de física y química. Pienso que esos estereotipos de los que muchos se quejan hoy en día, se siguen inculcando a los niños a través de los juguetes. No obstante, pienso que los juguetes en sí no son sexistas, ya que los juguetes en sí no deciden para que sexo están fabricados, en todo caso es la promoción de esos juguetes o cómo se los venden a los niños lo que hace que sean juguetes de niñas o de niños.

La verdad es que si ponemos la televisión, donde en esta época del año nos mandan muchos mensajes en los anuncios de los juguetes, veremos que se siguen manteniendo esos estereotipos sexistas del pasado donde se ven a niñas cocinando o cuidando de bebés y a niños jugando con coches o haciendo experimentos de química, como si a las niñas no les gustasen los coches o las química. Por lo tanto, la publicidad o la promoción de esos juguetes parecen mantener esa separación de juguetes dirigidos a niñas o dirigidos a niños.

Otro claro ejemplo de esa separación de juguetes por sexo lo podemos ver en los catálogos de juguetes, ya que, si nos fijamos, las paginas donde suelen haber juguetes para niñas son de tonos rosas y los de niños son de otros colores, menos el rosa. Además, los catálogos de juguetes, sobre todo los orientados a la Navidad, suelen estar separados en apartados para juguetes orientados a niñas y apartados para juguetes orientados a niños. Hay quien podría decir que esto se hace para facilitar la labor de escoger los juguetes tanto a los niños, como a los padres.

En mi opinión, para evitar que los niños crezcan con estos estereotipos sexistas, ya que la publicidad de momento no la podemos cambiar, es que desde casa los padres pueden evitar estos estereotipos dejando libertad a los niños en escoger lo que quieren y, sobre todo, no poner el grito en el cielo si ven que su niño se ha puesto a jugar a cocinar, a jugar con bebés o con muñecas, de esta forma podemos empezar a cambiar aspectos de nuestra sociedad por lo que sí está en nuestra mano.

Y todo esto, me lleva a una reflexión sobre quién separa realmente los juguetes por sexo: ¿son los padres en casa, las empresas de juguetes, las jugueterías o la publicidad? Pues bien, en mi opinión personal, pienso que todos un poco y, por lo tanto, es esfuerzo de todos evitar que los niños separen los juguetes por sexo, porque si lo hacen es porque lo han visto en la televisión, en casa o en las jugueterías. Un ejemplo de cómo se podría evitar estas separación sexista en las jugueterías, es lo que ha hecho Juan Macías, fundador de deMartina.com, una de las principales jugueterías online de España.

En esta web podéis ver cómo los juguetes se han separado por edades y no por sexos. Esto, además de evitar la separación de juguetes por sexo, permite que los padres controlemos los juguetes que entran en casa y que sean de la edad que le toca al niño o a la niña. Pienso que esta es una buena manera de comenzar a educar a los niños para que decidan libremente sus propios estereotipos, que decidan a qué quieren jugar y dejar que su imaginación se desarrolle libremente, ya que ello dará paso a una gran creatividad cuando sean adultos y a evitar encasillar determinados roles hacia hombres o hacia mujeres. ¿Qué opináis?

Foto | demartina.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...