La popularidad infantil garantiza adultos más saludables

Jerarquía infantil en la escuela

Según una investigación realizada por expertos de la Universidad de Estocolmo y el Instituto Karolinska, la popularidad infantil garantiza adultos más saludables. Los niños que son populares, tienen más poder o estatus social, y menos riesgos de sufrir problemas de salud, sean físicos o psíquicos.

Los investigadores evaluaron a un grupo de 14.000 niños suecos nacidos en un periodo comprendido entre los años 1953 y 2003, con el propósito de determinar la relación existente entre las condiciones escolares vividas en la infancia y las enfermedades sufridas en estado adulto.

Los resultados obtenidos muestran que los niños que tienen un estatus social menor en la jerarquía de la escuela o tienen menos amigos, tienen más posibilidades de padecer distintas enfermedades como la diabetes o enfermedades cardíacas como la cardiopatía isquémica y se eleva el riesgo de que en estado adulto sufran la dependencia del alcohol, las drogas o tengan problemas con la pareja.

En el estudio se evaluó el grado de popularidad y el estatus de los niños desde los 10 hasta los 13 años de edad, posteriormente se cotejó la información obtenida con datos sobre ingresos hospitalarios registrados desde 1973 hasta 2003. Los resultados mostraron que, indistintamente de la clase social o el sexo, aquellos niños con menor estatus y popularidad escolar eran hasta cuatro veces más proclives de sufrir enfermedades que provocaran su ingreso hospitalario.

También se determinó que estos niños tenían dos veces más posibilidades de abusar de las drogas o el alcohol, o de sufrir algún tipo de enfermedad mental. Según el estudio, parece evidente que la popularidad infantil garantiza adultos más saludables, otorgando gran valor a la posición social infantil. Suponemos que los investigadores habrán tenido en cuenta los datos relacionados con el acoso escolar o bullying y los habrán descartado a fin de obtener una estadística más fiable.

Recordemos que el bullying provoca en las víctimas una situación social de aislamiento, los niños se vuelven menos sociables, se sienten anulados y terminan sufriendo distintos trastornos como la ansiedad, la depresión, pensamientos suicidas y una serie de problemas que pueden terminar afectando a la salud en estado adulto.

Puedes consultar más datos del estudio a través de la revista científica Journal of Epidemiology and Community Health.

Vía | Reuters
Foto | Pink Sherbet Photography

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...