La OMS podría añadir los videojuegos a su lista de adicciones reconocidas

La OMS ha elaborado un borrador de la onceava revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD), en el que se concluye que los videojuegos se deben incluir en la lista de adicciones reconocidas a nivel internacional. Esto supone que también se deberán dar a conocer los métodos de diagnóstico, así como los tratamientos contra esta adicción que sufren sobre todo niños y adolescentes.

Videojuegos

La Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD) es una herramienta de diagnóstico estándar de carácter internacional que elabora y coordina la OMS (Organización Mundial de la Salud) en el marco del sistema de las Naciones Unidas, diseñada como un sistema de clasificación de la atención médica, que proporciona un sistema de códigos de diagnóstico para clasificar enfermedades. El ICD se revisa periódicamente y se encuentra actualmente en su décima revisión, la undécima revisión se planificó para este año y por un retraso se pospuso para el 2018.

Explicamos todo esto porque, según el borrador de la undécima revisión que se puede consultar aquí y cuya versión definitiva se dará a conocer el año que viene, la OMS podría añadir los videojuegos a su lista de adicciones reconocidas. Al ser un borrador, no es algo definitivo, pero es un paso y también un indicador de que el hecho de que los videojuegos estén presentes en él, terminen formando parte de la Clasificación Internacional de Enfermedades.

Según el borrador, se trata de un trastorno producido por un patrón de comportamiento adictivo o comportamiento de juego persistente o recurrente, haciendo referencia a los juegos digitales (los que tienen conexión a internet) o a los videojuegos (sin conexión a internet). Este patrón se manifiesta con diferentes síntomas, un control de juego alterado haciendo alusión a la frecuencia, duración, intensidad, etc.), proporcionar prioridad a este tupo de juegos por encima de otros intereses y actividades diarias, y aumento de esa adicción a pesar de las consecuencias negativas que ello pueda tener.

En el borrador se explica que el patrón de comportamiento es de suficiente gravedad como para producir un deterioro significativo en las áreas de funcionamiento personal, familiar, social, educativo y ocupacional entre otras áreas, además, este patrón puede ser de tipo continuo, episódico y recurrente. Para su diagnóstico se requerirá constatar que existe un comportamiento continuo establecido en 12 meses, lo que indicará que será necesario iniciar un tratamiento contra la adicción.

Sobre la adicción a los videojuegos hemos hablado en anteriores ocasiones, recordemos que los niños pueden volverse adictos a los videojuegos y que incluso desde hace algunos años existen clínicas especializadas para desenganchar a los niños de la adicción a los dispositivos móviles, como si se tratase de una clínica de desintoxicación. Por ello y con tantos antecedentes sobre los problemas que causan los dispositivos móviles y los videojuegos, no es de extrañar que la OMS termine considerando que se trata de una adicción que debe ser reconocida a nivel internacional.

Quienes han elaborado el borrador de la última revisión, han considerado que los videojuegos merecen tal consideración, es una adicción que afecta especialmente a niños y adolescentes. Ahora bien, ¿un reconocimiento oficial a nivel internacional podría mejorar la vida de quienes tienen esta dependencia? Es de suponer que sí, ya que en teoría se deberían dar a conocer tratamientos estándar oficiales que deberían ser introducidos en el sistema sanitarios de los diferentes países. En nuestra opinión es un gran paso, sobre todo sabiendo que cada vez más niños sufren esta adicción y que es necesario combatir desde un principio para evitar que se agrave con el paso de los años.

Estaremos atentos a la publicación de la onceava revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD) para conocer los métodos diagnósticos, así como las soluciones que se deberán aplicar para hacer frente a la adicción, podéis conocer más detalles de la noticia a través de la página oficial de la OMS.

Foto | Seth Werkheiser

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...