La leucemia infantil es más común en los niños

Leucemia linfoblástica aguda

Una nueva investigación realizada por un grupo internacional de expertos en el que han participado miembros del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa de Madrid, acaban de desvelar por qué la leucemia infantil es más común en los niños que en las niñas. Al parecer, la causa es la mutación del gen PHF6, gen que codifica la proteína PHD6 y cuya mutación también se ha relacionado con otro tipo de enfermedades y malformaciones como el síndrome de Borjeson-Forssman-Lehmann.

El gen PHF6 se codifica en el cromosoma X, cromosoma sexual que se encuentra en el par 23, (recordemos que XX sería el sexo femenino y XY el sexo masculino), los expertos han logrado determinar que en el caso del sexo masculino se han detectado pérdidas de fragmentos de material genético y mutaciones que desactivan la única copia del cromosoma X presente en el sexo masculino. La investigación muestra que hasta el 16% de los casos de leucemia infantil y el 35% de las leucemias sufridas por los adultos, se encuentran asociadas a la mutación.

Es evidente que poder conocer la raíz de una enfermedad permite desarrollar nuevos tratamientos más efectivos orientados hacia la mutación del gen PHF6 y la leucemia linfoblástica aguda de células T (linfocitos responsables de la coordinación de la respuesta inmune celular). Este tipo de leucemia presenta una incidencia de tres casos masculinos por cada uno femenino, algo que delataba la posibilidad de que la enfermedad estuviera ligada a factores genéticos y concretamente al cromosoma X, de ahí que la leucemia infantil sea más común en los niños.

A través de Europa Press podemos saber que la mutación del gen en cuestión provoca la expresión excesiva de TLX1 y TLX3, dos oncogenes estudiados desde hace años y que se consideran expresiones aberrantes en los factores de transcripción de las células leucémicas. Los especialistas indican además, que son responsables del 15% de los casos de leucemia linfoblástica aguda y aunque su pronóstico puede ser favorable, siempre dependerá de la edad del paciente y de la fase en la que se encuentre la enfermedad.

Queda todavía mucho por investigar, cada avance realizado en el campo oncológico incrementa las posibilidades de desarrollar nuevas terapias contra el cáncer infantil con tasas de efectividad mucho más elevadas. Puedes conocer más detalles sobre la investigación a través de la publicación científica The Journal of Experimental Medicine.

Foto | jenn_jenn

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...