La lejía provoca una mayor tasa de infecciones respiratorias en los niños

Una investigación relaciona el uso de la lejía en el hogar, con una mayor tasa de infecciones respiratorias en los niños. Los datos muestran que en los hogares donde se limpia regularmente con lejía, se incrementa el riesgo de que los niños sufran enfermedades como la otitis, la pulmonía, la gripe, la sinusitis, la amigdalitis y la bronquitis.

Higiene doméstica

La exposición pasiva en el hogar a la lejía se relaciona con una mayor tasa de infecciones respiratorias en la infancia, así se concluye en una investigación llevada a cabo por expertos del CREAL (Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental) de Barcelona.

Los investigadores explican que los resultados, aunque modestos, son preocupantes para la salud pública debido a la generalización del uso de productos de limpieza para el hogar que contienen cloro. En la investigación se analizó la exposición pasiva a la lejía en el hogar en más de 9.000 niños con edades comprendidas entre los 6 y 12 años, pertenecientes a escuelas españolas, finlandesas y de los Países Bajos.

A los padres de estos niños se les pidió que rellenaran un cuestionario sobre la frecuencia con la que sus hijos habían sufrido diferentes enfermedades durante los 12 últimos meses, otitis, pulmonía, gripe, sinusitis, amigdalitis y bronquitis. En este cuestionario también se les preguntó por el uso de lejía para limpiar su casa y con qué frecuencia la empleaban.

Eliminando los factores que podían sesgar el estudio, como por ejemplo el tabaquismo pasivo, la presencia de moho en el hogar, y el uso de lejía para limpiar en las escuelas, los resultados mostraron que la mayor frecuencia con la que los niños sufrían algunas de las enfermedades antes citadas, estaba relacionada con el uso de lejía de forma regular para limpiar en el hogar.

Según explican los expertos, el 72% de los hogares españoles utilizan lejía, y sólo el 7% de los finlandeses la utiliza, por otro lado la lejía se utiliza como producto de limpieza en todas las escuelas españolas que participaron, en cambio en Finlandia ninguna escuela utilizaba este producto para limpiar. Según los datos recabados, existe un 20% más de riesgo de que los niños sufran gripe en un hogar que se limpia con lejía y un 35% más en el caso de la amigdalitis.

En general, el riesgo de haber sufrido cualquier infección respiratoria durante los 12 últimos meses fue un 18% mayor entre los niños que viven en hogares en los que se limpian regularmente con lejía al menos una vez por semana. Ante estos datos habría que pensar en buscar alternativas a la lejía para reducir el riesgo de estas enfermedades en los niños. Los investigadores explican que es un estudio observacional, por lo que no se pueden obtener conclusiones definitivas, también existen algunas limitaciones a tener en cuenta a la hora de interpretar los datos de la investigación.

Este estudio invita a realizar nuevas investigaciones más exhaustivas para aclarar la relación entre la lejía y el mayor riesgo de sufrir infecciones respiratorias. De todos modos hay que decir que los datos obtenidos en el estudio respaldan a otras investigaciones anteriores en las que se determinaba la existencia de una relación entre el uso de productos de limpieza y la inflamación y los síntomas respiratorios.

Como sabemos, una higiene excesiva resulta perjudicial para bebés y niños, el sistema inmunológico no se desarrolla de forma adecuada y se incrementa el riesgo de sufrir alergias u otras enfermedades. No es bueno que bebés o niños vivan en un ambiente estéril, la fobia a los microbios que tienen algunos padres les llevan a tener prácticamente a los niños en un ambiente aséptico. La elevada frecuencia con la que se utilizan productos de limpieza desinfectantes en los hogares es debido a una creencia errónea que ha sido reforzada por la publicidad de que los hogares deben estar libres de microbios, un grave error que pasa factura a la salud de los niños. Como ya hemos explicado en otras ocasiones, la higiene extrema es más un problema que un método de prevención contra las enfermedades.

Los expertos del CREAL barajan la posibilidad de que las propiedades irritantes de compuestos volátiles que son transportados por el aire durante el proceso de limpieza podrían penetrar en los pulmones y dañar el revestimiento de las células pulmonares. Como hemos indicado, será necesario que se realicen nuevas investigaciones para poder constatar este dato. Podéis conocer más detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Occupational & Environmental Medicine.

Foto | VIc Lic

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...