La lactancia materna reduce el riesgo de eczema en la adolescencia

Hoy conocemos los resultados de una investigación que añade un beneficio más a la lactancia materna, parece ser que la lactancia en exclusiva durante seis meses reduce hasta un 54% el riesgo de que los bebés sufran eczema cuando alcancen la adolescencia. Se trata de otro aspecto positivo que se suma a la larga lista de beneficios que se asocian a la lactancia materna.

Eccema y lactancia

Según los resultados de una investigación realizada por expertos del King’s College de Londres (Reino Unido), la Universidad de Harvard (Estados Unidos) y la Universidad McGill (Canadá), la lactancia materna reduce el riesgo de eczema en la adolescencia. Los expertos comentan que los bebés que reciben lactancia materna en exclusiva durante seis meses tienen un 54% menos riesgo de sufrir eczema a los 16 años de edad.

En este estudio se examinaron los datos de 13.000 adolescentes de Bielorrusia (Europa Oriental) que estaban inscritos en el ensayo PROBIT (Promoción del ensayo de intervención de lactancia materna), estudio en el que participaron 17.046 madres y sus respectivos bebés, nacidos entre el año 1996 y 1997. Este ensayo es el más grande realizado sobre la lactancia materna y continua proporcionando información dos décadas después de su puesta en marcha.

Los investigadores comentan que los resultados no hacen más que ratificar la recomendación de la OMS (Organización Mundial de la Salud) de proporcionar lactancia materna en exclusiva a los bebés durante los primeros seis meses de vida. Es un dato más para promocionar la lactancia que puede ser utilizado en las campañas que se realizan en los países donde la tasa de lactancia materna es reducida. De hecho, es interesante poder utilizar todos los descubrimientos asociados a los beneficios de la lactancia para que las madres puedan valorar lo importante que es alimentar al bebé con leche materna.

Hablando de países como el Reino Unido, cabe destacar que es el país con una de las menores tasas de lactancia materna del mundo, sólo el 1% de los bebés son amamantados en exclusiva durante los primeros seis meses. En países como Estados Unidos la tasa se incrementa hasta el 49% y en Noruega la tasa supera el 70%.

Recordemos que el eczema es una afección de la piel cuya prevalencia ha ido aumentando en las últimas décadas, aparecen en los pliegues de la piel unas vesículas rojizas que producen picor, si los niños se rascan, pueden romperlas provocando la aparición de pus que, al secarse, forma costras amarillas. Existen varios factores que pueden provocar la aparición del eczema, la gerencia genética, la dieta, el uso de determinados productos de higiene, causas medioambientales, etc.

En los últimos años se han realizado investigaciones que muestran cómo reducir la incidencia de esta enfermedad, por ejemplo, comer regularmente pescado o evitar el agua dura, aquella que contiene un alto nivel de sulfatos o cloruros de calcio y magnesio, así como el contenido en sales que son más solubles según la temperatura. A esto hay que sumar la lactancia materna como factor que reduce la incidencia del eczema.

Por último, los expertos comentan que la lactancia proporciona protección contra el eczema, pero no se ha constatado que reduzca el riesgo de sufrir asma, al menos así se refleja en los datos obtenidos con el grupo de intervención. Este es un tema aparte, ya que otros estudios han concluido que reducía el riesgo de sufrir esta enfermedad, por lo que probablemente los expertos realizarán nuevas investigaciones sobre este tema.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica JAMA Pediatrics.

Foto | UNICEF Ukraine

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...