La justicia debería ser más humana

Bicicletas infantiles

A través de la publicación digital El Mundo, hoy podemos conocer un caso en el que se ha perdonado a unos padres una deuda de más de 20.000 euros por el atropello de su hijo de once años. Si, como leéis, el niño fue atropellado en el año 2004 por un coche cuando circulaba con su bicicleta por una calle de Cádiz, en aquel entonces, la justicia (Juzgado de Instrucción número 3 de Algeciras) consideró que el niño era el culpable del atropello y por tanto sus padres debían afrontar los gastos del juicio y los gastos de la reparación del vehículo que lo atropelló. Tras varios años de litigio y sufrimiento de los padres, la compañía Mapfre les perdona la deuda gracias a los esfuerzos del abogado de la familia.

¿Qué hay que hacer?, ¿agradecer a Mapfre la condonación de la deuda?, en el año 2004 para la justicia y para la compañía aseguradora era más importante considerar los daños materiales que las heridas sufridas por el niño. Hay que decir que desgraciadamente el pequeño murió cuando cumplió 16 años a causa de la leucemia, los médicos que lo trataron confirmaron a sus padres que posiblemente las heridas del accidente de tráfico pudieron haberle desplazado la médula espinal y provocar el fatal desenlace, algo que al parecer no se podía demostrar.

Como decíamos, los padres han sufrido un calvario, su hijo sufrió un accidente de tráfico, se les condenó a pagar los gastos de juicio y reparación del vehículo, murió el niño y la deuda debía ser saldada a pesar de la precaria situación económica que tenían. Ante estos datos, lo mejor era que todo el mundo conociera la noticia, y nada mejor que explicar el caso al periódico El Mundo que se hizo eco de ella. ¿Se han removido conciencias?, evidentemente sí, aunque más que conciencias, es la imagen de la compañía Mapfre la que se ha pretendido lavar.

Para los padres ha sido un alivio no tener que pagar la deuda, bastante han sufrido ya, aunque parece ser que aún les queda otra pendiente, la del primer abogado que llevó su caso y que lo perdió, la deuda asciende a 6.018’93 euros, ya veremos cómo se resuelve esta deuda. Mapfre es una compañía de seguros que mueve un importante volumen económico, y como la justicia, parece que está también deshumanizada, en aquel entonces no le importaba ni la situación de los padres, ni las heridas del niño, ni el fatal desenlace, su objetivo era cobrar y si el caso no salta a los medios de comunicación, dudamos que se hubiera condonado la deuda que ya estaba bien cargada con intereses de demora.

Las compañías de seguros son simplemente negocios cuyo fin es obtener buenos ingresos y la justicia lleva una venda que en ocasiones debería quitarse. Esto nos recuerda un poco el caso de la demanda a una niña de cuatro años de edad, por haber atropellado con su bicicleta a una mujer anciana de 87 años que se cayó y se rompió la cadera.

Foto | TheFuturelsUnwtitten

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...