La importancia de usar gafas de sol en la infancia

Según los expertos los niños deben llevar gafas siempre, sobre todo cuando los rayos ultravioleta son más dañinos. Según el Colegio Oficial de Ópticos Optometristas de Cataluña, los ojos de los niños son 20 veces más sensibles que la piel y se debe proteger a los niños con gafas homologadas y compradas en tiendas especializadas.

Llega el bien tiempo y con ello el sol, el querido pero temido sol. Nos alegramos porque el sol nos da la vida, nos da la luz y nos da el calor que necesitamos, pero a la vez, sus rayos ultravioletas son dañinos. Por este motivo, cuando llega el buen tiempo debemos proteger a los niños de forma efectiva, pero no tan solo la piel requiere de la protección solar necesaria. Los ojos son otra de las partes de nuestros niños que deben protegerse de los rayos solares. Esto es porque los ojos son más sensibles al sol que la piel y por lo tanto, para evitar que los rayos solares puedan perjudicar a los niños, deberían llevar siempre gafas de sol, al menos en los momentos en que el sol es más dañino.

Los padres deben concienciar a los pequeños de la importancia de usar gafas.

De hecho, según el Colegio Oficial de Ópticos Optometristas de Cataluña (COOOC), las gafas de sol no solo se deberían llevar en verano, sino durante todo el año, aunque especialmente en la época en que los rayos de sol son más fuertes. Según los expertos, tan sólo un 2% de niños usan gafas de sol para protegerse de los rayos solares, y los padres deberían tener en cuenta que los ojos, en comparación con la piel, son 20 veces más sensibles. Por ello han querido alertar e informar a los padres para que tomen conciencia de la necesidad de proteger los ojos de sus hijos de los rayos solares. Gracias a la ayuda de los expertos los padres tienen más herramientas para concienciar y educar a sus hijos con hábitos saludables como es el de usar gafas de sol habitualmente.

Los motivos por lo cuáles es importante que los niños usen gafas de sol es porque, según explican los ópticos, su pupila es mayor que en la de los adultos y deja pasar más cantidad de luz, todo ello sumado a que su cristalino, está aún poco desarrollado y la pantalla protectora (los tejidos oculares) tiene poca pigmentación, con lo cuál tienen menos protección contra los rayos solares ultravioletas(UV). De hecho el presidente de COOOC, Alfons Bielsa, explica en un comunicado de prensa que: «Hay que dejar de pensar que las gafas de sol solo son para adultos. Tenemos que cambiar el chip y concienciarnos de que los efectos nocivos del sol, igual que pueden afectar a la piel, también pueden afectar a los ojos de nuestros hijos«.

Desde el Colegio Oficial de Ópticos Optometristas de Cataluña se alerta que las lesiones oculares son producto de un acumulación de rayos UV durante la infancia, más concretamente antes de los 18 años, y por lo tanto, gran parte de las enfermedades oculares se producen por esta acumulación. Pero estos ópticos han ido un poco más en su alerta, ya que indican que solo el 17% de gafas que se venden en España se compran en tiendas especializadas, por lo que es importante tener en cuenta que no solo llevar gafas protegerá a los niños de los rayos solares, deben ser gafas homologadas y adquiridas en tiendas especializadas para estar seguros de que estamos protegiendo los ojos de nuestros niños de los rayos ultravioletas.

Fuente | Europapress

Foto | allspice1 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...