La familia unida en tiempos de crisis

Afrontar la crisis en familia

Altas tasas de desempleo, endeudamiento, falta de liquidez, son muchas las claves que conforman la actual crisis que se vive en nuestra economía. De una u otra forma, la situación de las familias se ha complicado mucho.

Es cierto que, generalmente, los padres no estamos preparados para hablar con nuestros hijos de asuntos económicos, es más, habitualmente no sabemos hacerlo.

Sin embargo, los niños son mucho más fuetes de lo que nosotros podemos pensar; si somos capaces de explicar la situación con el lenguaje apropiado a la edad del niño, ellos entenderán una tensión que -aunque no queramos- ya han percibido y se sentirán mucho más tranquilos al conocer al fin la razón de lo que está sucediendo, de ahí la importancia de ser una familia unida en tiempos de crisis.

Consejos para afrontar la crisis en familia

  • No pierdas la perspectiva, si tu familia no se ha visto muy afectada por la crisis, da gracias por ello, pero no te desentiendas, es muy probable que tus hijos se relacionen con niños cuyos papás han perdido el trabajo o tuvieron que cambiarse de casa por no poder pagar la hipoteca.
  • Escucha atentamente todo lo que te cuente tu hijo y aprovecha estas circunstancias para hablarle con honestidad y claridad sobre el por qué se producen ese tipo de situaciones.
  • Dale seguridad. Transmite a tu hijo que, siempre sea lo que sea, lo que suceda y sobre todo en tiempos de crisis, su familia permanecerá unida. La protección y el amor es lo que más necesitan los niños para desarrollarse plenamente.
  • Dale una información adecuada a su edad. Los niños más pequeños, hasta los ocho años, no necesitan saber todos los detalles de la situación. Si la crisis hace acto de presencia y supone cambios en vuestros hábitos de vida, es conveniente explicarle que este año no hay tanto dinero como los anteriores para ir de vacaciones o seguir viviendo en una casa tan grande.
  • Para los niños mayores, es posible que puedas aportar más detalles y es muy importante aprovechar esta instancia para dar una lección de vida. Tu hijo mayor puede comenzar a ayudar con los hermanos pequeños o con las labores del hogar mientras tú realizas otro trabajo.
  • Mantén las reglas, los problemas económicos no implican un cambio de límites o reglas familiares. No permitas que la adversidad termine con la labor que habías iniciado, las tareas escolares, los horarios de llegada, las responsabilidades de cada uno, deben ser cumplidas.
  • En momentos críticos es fundamental prestar una atención especial al diálogo y el tiempo de calidad en familia. No permitas que una situación delicada derive en el aislamiento de tus hijos.
  • El mundo de los adultos con niños pequeños no siempre es fácil. La responsabilidad es mucha y la sensación de culpa que acompaña a un momento delicado económicamente, es una constante. Debes lograr mantener tu propio equilibrio, canaliza tus energías hacia actividades que resulten útiles para mejorar la situación, nunca permitas que una delicada situación en términos económicos, se convierta en la desintegración de tu familia. Y recuerda, la vida es cíclica y en la montaña rusa siempre se vuelve a estar arriba.

Tus hijos se alimentan del amor y de la tranquilidad que perciben de sus padres mucho más que de la cuenta corriente y demostrar ser una familia unida en tiempos de crisis es una buena oportunidad para dar una lección a tus hijos de cómo comportarse y superar la adversidad.

Foto | Rachel-pics

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...