La educación alimentaria en las escuelas mejoraría la salud y la prevención de enfermedades

En Estados Unidos quieren reducir el número de casos de enfermedades transmitidas a través de los alimentos, para ello se planea introducir en la educación de los niños una asignatura de nutrición y prevención, así como de buenas prácticas higiénicas, poner en marcha huertos escolares, etc.

Salud infantil

Aumentar la educación alimentaria en las escuelas reduciría las enfermedades que puede provocar la alimentación en los niños, así lo consideran responsables del CFI (Centro de Investigación y Prevención de Enfermedades transmitidas por los Alimentos). Los expertos consideran que hay una carencia en lo que respecta a educación en las escuelas sobre la inocuidad de los alimentos, si se enseñara y educara a los niños, se podría reducir de forma significativa la elevada tasa de enfermedades transmitidas por los alimentos entre los niños estadounidenses.

Del mismo modo que en España se ha reivindicado una asignatura de nutrición, en Estados Unidos se solicita la inclusión de una asignatura que además abarque el tema de la seguridad alimentaria, la correcta manipulación de los alimentos, la higiene alimentaria, etc. La educación alimentaria en las escuelas mejoraría la salud y la prevención de enfermedades, actualmente las cifras arrojan que cada año 48 millones de estadounidenses contraen una enfermedad transmitida por los alimentos, el resultado son 128.000 hospitalizaciones y unas 3.000 muertes anuales, por supuesto, la población más vulnerable está formada por las mujeres embarazadas, las personas mayores y los niños.

Muchas enfermedades transmitidas a través de los alimentos tienen un impacto desproporcionado entre los niños menores de 5 años, además la incidencia de los patógenos es más alta en este segmento poblacional. Las consecuencias son evidentes, se producen muertes por enfermedades que son prevenibles, los niños sufren problemas de salud de larga duración y en algunos casos incluso es necesario que reciban el trasplante de algún órgano. Los niños tienen un sistema inmunológico más inmaduro y por tanto con menos capacidad de combatir las infecciones, al ser más pequeños y tener menos peso corporal los patógenos tardan menos en provocar la infección.

Dado que este tipo de enfermedades transmitidas a través de los alimentos tienen mayor incidencia en la población infantil, es necesario llevar a cabo un plan educativo en las escuelas. Desde hace tiempo los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, lleva a cabo una política de salud escolar y realiza estudios periódicos sobre la relación entre enfermedades transmitidas por los alimentos y la incidencia en la infancia. En todos los casos se muestra que es necesaria una educación sobre la prevención en todas las escuelas primarias, aunque también apuntan que es necesario ampliar esta asignatura de nutrición y prevención alimentaria a la escuela secundaria.

Se habla de integrar la seguridad alimentaria en un plan de estudios a través de diferentes asignaturas para que siempre esté presente en los niños, también es importante que los profesores y los padres incidan en este tema y se habla de distintas alternativas comunicativas. Estados Unidos tiene graves problemas con las enfermedades transmitidas a través de los alimentos y uno de los mejores modos de reducir la incidencia es a través de la educación. En el plan de acción se baraja la posibilidad de poner en marcha campañas hablando sobre el correcto lavado de las manos, fomentar proyectos de ciencia que tengan relación con la seguridad alimentaria, poner en marcha huertos escolares que enseñen a los niños el valor nutricional de los alimentos y la necesidad de seguir prácticas alimentarias seguras, etc.

El CFI está solicitando al Congreso de Estados Unidos que considere la inclusión de una asignatura sobre inocuidad de los alimentos y que sea incorporada en los programas de nutrición escolar. Como vemos, cada vez más países apuestan por introducir el tema de la alimentación y todo lo que le rodea en la educación infantil, en nuestro país todavía estamos esperando a que se dé una respuesta a las solicitudes para poder en marcha una asignatura de nutrición, algo muy importante ya que no sólo prevendría las enfermedades, ayudaría a mejorar la alimentación y reducir problemas como el sobrepeso y la obesidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...