La diferencia de colores según el sexo del niño

Los expertos explican que se sigue imponiendo “la diferencia de colores según el sexo del niño”, algo que limita las opciones (variedad de juguetes) para desarrollar sus capacidades.

Juguetes sexistas

Este año las campañas publicitarias muestran de nuevo diferencias de género en relación a la compra venta de regalos, los expertos aseguran que se mantienen muchos estereotipos y especialmente en los anuncios televisivos, lo mismo ocurre en los catálogos navideños de productos y juguetes para los más pequeños.

La diferencia de colores según el sexo del niño se mantiene y no se habla sólo de colores, sino de temáticas y otros aspectos, así, los juegos de combate, los coches, los juegos deportivos, etc., están asociados a la masculinidad, y las muñecas, las cocinitas, determinados peluches, juegos de manualidades, etc., se asocian a la feminidad. Según el Consejo Audiovisual de Cataluña, hasta el 40% de los mensajes publicitarios de juguetes, tienen algún estereotipo sexista repartido de la siguiente forma, un 38’2 %, femeninos y un 61’8 % masculinos.

Los colores utilizados en los embalajes de los juguetes ya aportan a los padres las pistas oportunas para que sepan a qué sexo va dirigido el juguete, en este caso rosa para las niñas y azul para los niños. Parece que son los padres los que reciben mayor presión a la hora de realizar un regalo, los niños indistintamente del género piden un juguete que han visto anunciado. Muchos padres por miedo a defraudar a los hijos ceden y compran el juguete a sabiendas que es un artículo diferencial y sexista.

Los expertos explican que no es recomendable limitar a niños o niñas los juguetes ya que cumplen una función esencial en el proceso cognitivo, si se limitan las opciones se reducen las capacidades. Otros expertos apuntan que el problema no son los juguetes, es la orientación que se les otorga. La cultura y la construcción social es lo que hace que los niños elijan un tipo u otro de regalo, las elecciones que realizan no son algo innato. Es decir, sin el carácter cultural y social de por medio, un niño podría elegir jugar con una muñeca y una niña a un juego bélico.

A través de este artículo podemos saber que según los expertos es necesario evitar este tipo de prejuicios y por ello se recomienda que los niños no sufran una sobreexposición a la publicidad televisiva, en definitiva, lo que se pretende es reducir en la medida de lo posible que los niños puedan conocer los sesgos sexistas de la publicidad, ya que estos valores terminan influyendo cuando sean adultos en sus relaciones de género.

De todos modos y a pesar de que los valores sexistas están presentes en algunos juguetes, hay que recordar que poco a poco se va mejorando y cada vez se producen menos denuncias por contenidos sexistas o fraudulentos. El camino para poder ofrecer una publicidad de calidad que sea fácil de entender, con contenidos veraces y sin valores sexistas está trazado, ahora sólo falta que todas las empresas y agencias publicitarias se ciñan a él.

Foto | Vacacion

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...