La diabetes infantil no provoca un peor rendimiento académico a los niños

Según los resultados de una nueva investigación realizada en Dinamarca, la diabetes infantil controlada no provoca problemas cognitivos y un peor rendimiento académico de los niños. Sin embargo, un mal control en el que los niveles de azúcar sean muy elevados o bajos, sí provoca que los niños tengan déficits cognitivos.

Diabetes tipo 1

Según los resultados de una investigación realizada por expertos de la Universidad de Aarhus (Dinamarca), la diabetes infantil no provoca un peor rendimiento académico a los niños. Como sabemos, la diabetes tipo 1 se desarrolla debido a que el páncreas no produce la hormona insulina, necesaria para que el organismo transforme el azúcar presente en la sangre en energía.

Un nivel elevado o muy reducido de azúcar puede ser peligroso para el cerebro y se ha asociado con problemas cognitivos, pero no todos los estudios han relacionado este tipo de diabetes con un peor rendimiento académico. Los expertos han analizado los datos de más de 631.000 niños de escuelas públicas de Dinamarca y diferentes cursos a lo largo de 5 años, de ellos, 2.031 niños tenían diabetes tipo 1.

Según los resultados obtenidos, no se han encontrado diferencias significativas en las puntuaciones medias obtenidas por los niños diabéticos en relación al resto de niños que no sufrían la enfermedad. El autor principal del estudio, cuyo hijo tiene diabetes de tipo 1, comenta que hay mucho de qué preocuparse por la diabetes, pero el rendimiento escolar no debe ser una de esas preocupaciones ya que, según los resultados, los niños con diabetes tienen las mismas oportunidades de aprendizaje y educación que sus compañeros.

Las pruebas que realizaron los investigadores a los niños eran estandarizadas de lectura y matemáticas, y se calificaron con un rango de puntuación entre 0 y 100, los niños diabéticos que participaron tenían la enfermedad desde hacía unos 4 años y medio, un tercio de ellos utilizaba bombas de insulina. Las puntuaciones medias que obtuvieron fueron de 56’56, mientras que los niños sin diabetes tuvieron una media de 56’011. Discriminando por pruebas, la puntuación en matemáticas fue de 56’06 para los diabéticos y 55’68 para los no diabéticos, en lectura, los niños diabéticos obtuvieron una media de 56’81 y los que no sufrían la enfermedad obtuvieron una media d 56’32 putos.

Como se puede apreciar, las diferencias son muy pequeñas, por lo que se puede descartar que fueran fruto del azar. Los expertos comentan que se obtuvieron peores resultados en el caso de los niños diabéticos que tenían niveles de azúcar peligrosamente elevados, algo que no ocurría cuando se mantenía un control del azúcar en sangre, llegando estos niños a tener una puntuación media ligeramente superior a la media. Los resultados sugieren que hay que realizar un control estricto del azúcar en sangre, lo que se traduce en niveles correctos e igualdad de oportunidades para el aprendizaje.

Existen algunas limitaciones en la investigación, como el tiempo que se ha convivido con la enfermedad, es posible que con el tiempo el rendimiento académico empeore, por lo que habría que hacer nuevos estudios para determinar si esto ocurre. Otra cuestión es el país donde se ha realizado la investigación, en Dinamarca hay una gran conciencia sobre la diabetes y su control, quizá en otros países no sea así y los resultados que se obtendrían serían distintos.

Podéis conocer todos los detalles del estudio a través de este artículo publicado en la revista científica JAMA.

Foto | John Morgan

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...