La contaminación del tráfico rodado provoca 4 millones de casos de asma infantil cada año

Hoy conocemos un estudio que ha sido el primero en cuantificar a nivel global los casos de asma infantil que se asocian directamente a la contaminación del tráfico rodado. Según sus conclusiones, los gases contaminantes de los vehículos provocan cada año cuatro millones de casos de asma infantil.

Nuevos casos de asma infantil en el mundo

Una investigación publicada en la revista Lancet Planetary Health concluye que la contaminación del tráfico rodado provoca 4 millones de casos de asma infantil cada año, se trata de la primera evaluación global del impacto de los gases liberados por los vehículos en el asma infantil, basada en datos muy fiables sobre la contaminación presente en las ciudades.

Los datos indican que cada día se diagnostican 11.000 casos de asma asociados a la contaminación generada por los vehículos, la mayoría de los casos se producen en lugares donde el nivel de contaminación ya está por debajo del límite establecido por la OMS (Organización Mundial de la Salud), lo que sugiere que el ambiente es más tóxico de lo que se creía y que la OMS debería revisar los límites que estableció en su momento.

En países como China o la India, donde la contaminación ambiental es elevada, el daño a la salud infantil es significativo, pero como ya hemos comentado, incluso en lugares donde esta contaminación ambiental es menor, el riesgo de sufrir asma es igualmente elevado. Según los responsables del estudio, en ciudades de países como Estados Unidos o Reino Unido, la contaminación generada por el tráfico rodado es responsable de una cuarta parte de los nuevos casos de asma infantil.

Otros datos que se desprenden del estudio son que países como Canadá, tienen la tercera tasa más alta de nuevos casos de asma relacionados con la contaminación del tráfico, hay que tener en cuenta que se han analizado los datos de 194 naciones. Los investigadores comentan que los niños son especialmente vulnerables al aire tóxico, además, se sabe que la exposición que tienen a la contaminación del tráfico provoca que sufran atrofia pulmonar.

Por cierto, merece la pena dar un vistazo a este estudio del año pasado que va en una línea similar, fue desarrollado conjuntamente por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y el Instituto de Estudio del Transporte de la Universidad de Leeds, y se concluía que el 38% de los casos de asma infantil están causados por la contaminación atmosférica.

Gases contaminantes que provocan asma en los niños

La investigación sugiere que se podría reducir en millones los nuevos casos de asma pediátrico simplemente reduciendo la contaminación ambiental, lo que muestra que es necesario acelerar la renovación del parque automovilístico sustituyéndolo por los vehículos eléctricos u otros que no generen emisiones contaminantes. Sobre los contaminantes, los investigadores apuntan que el dióxido de nitrógeno es uno de los contaminantes clave producido por los vehículos diésel, muchos de ellos emiten más de lo permitido en carretera, incluso después del escándalo de las emisiones contaminantes de los vehículos diésel del año 2015.

Los expertos comentan que el transporte limpio, como los vehículos eléctricos, la bicicleta, caminar, etc., reduciría los casos de asma significativamente, pero, además, mejorarían las condiciones físicas y se reducirían las emisiones de gases de efecto invernadero que tanto afectan al planeta. Lamentablemente, el asma es solo uno de los múltiples efectos adversos de la contaminación en la salud de los niños, por ello, los expertos comentan que los Gobiernos tienen que actuar con celeridad si quieren proteger la salud de los niños y las futuras generaciones.

El asma infantil ha alcanzado proporciones epidémicas globales e ira a más si no se toman medidas. Como decíamos, el estudio pone al descubierto que las recomendaciones de la OMS no protegen contra el asma infantil, siendo imperioso que la organización tenga en cuenta estudios como este y realice las modificaciones oportunas en sus recomendaciones. Cierto es que algunos países ya han iniciado la transición a los vehículos de emisiones cero, pero no es suficiente, debe realizarse una transición a escala global y cuanto antes, ya que cada año que se retrasa, peligra la salud de millones de niños en el mundo.

Os recomendamos acceder al estudio publicado en The Lancet Planetary Health, es extenso y aporta todo tipo de datos, cifras, ilustraciones, etc., que nos dan una visión de la actual situación de la relación entre la contaminación generada por el tráfico y asma infantil.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...