La cafeína afecta más a niños que a niñas

Una investigación concluye que antes de la pubertad, el consumo de cafeína afecta por igual a ambos géneros, en cambio a partir de la pubertad la cafeína afecta más a niños que a niñas, aumentando la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Bebidas energéticas en la infancia

Un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Buffalo, la Escuela de Salud Pública y Profesiones de la Salud, y el Departamento de la Comunidad Salud y Comportamiento de la Salud, determina que la cafeína afecta más a niños que a niñas. Los expertos explican que cada vez son más los niños y adolescentes que consumen cafeína a través de distintas bebidas y es motivo de preocupación, sobre todo si se abusa de esta sustancia.

En estudios anteriores se pudo constatar que la cafeína tenía diferentes efectos según el género en adolescentes, el nuevo estudio pretendía demostrar la hipótesis de que las respuestas cardiovasculares en las diferencias de género aparecen después de la pubertad. También se pretendía demostrar que las respuestas cardiovasculares a la cafeína varían entre las fases del ciclo menstrual.

Para probar las hipótesis postuladas se analizó la frecuencia cardíaca y la presión arterial de los grupos de niños y niñas que participaron en la investigación, antes y después de la administración de dos refrescos con una dosis de 1 y 2 mg de cafeína o un placebo. Los investigadores trabajaron con un grupo de niños y adolescentes segmentados por edades en un rango de entre los 8 y 17 años de edad, también diferenciaron entre géneros. Los resultados mostraron que los niños tienen una mayor respuesta a la cafeína que las niñas, la frecuencia cardíaca y la presión arterial tenían valores más elevados y además los niños reaccionaban antes a este estimulante.

Con respecto al ciclo menstrual, también se constataron diferencias, la cafeína aumentaba la frecuencia cardíaca durante la fase lútea, tercera fase del ciclo menstrual, que empieza justo al finalizar la ovulación. Otra conclusión que se desprende es que la pubertad marca el cambio de cómo afecta la cafeína según el género, los expertos explican que la cafeína afecta sin distinción de géneros a los menores que todavía ni han pasado la pubertad. Todos los resultados obtenidos apuntan que los cambios hormonales juegan un papel importante en la manera que el organismo procesa la cafeína.

No es extraño que se realicen continuamente estudios que muestran la relación cafeína-niños y adolescentes, hay que tener en cuenta que bebidas energéticas, café, refrescos y otros productos que contienen dicho componente son cada vez más consumidos por la población infantil y juvenil estadounidense, según las estadísticas, 3 de cada 4 niños adolescentes consumen a diario alguna de las bebidas con cafeína indicadas.

Desde el año 2008 se ha estado pidiendo una regulación más estricta sobre las bebidas con cafeína, así como etiquetas y campañas que advirtieran a los consumidores de los riesgos asociados al abuso de este tipo de bebidas, se han realizado muchos estudios y se han mostrado efectos que han provocado que los investigadores dieran la voz de alarma, sin embargo, parece que no ha servido de nada, el consumo aumenta y puede provocar problemas gastrointestinales, nerviosismo, excitación, insomnio, etc.

Los expertos explican que se realizarán nuevas investigaciones para poder desvelar cómo afecta la cafeína según la edad y cómo aumenta el riesgo de sufrir determinados problemas de salud según la ingesta habitual. Podéis conocer más detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Pediatrics.

Vía | Escuela de Salud Pública y Profesionales de Salud
Foto | Au Kirk

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...