La angustia de dormir fuera de casa

Algunos niños se angustian cuando se van a dormir lejos de papá y mamá. Los padres podemos hacer mucho por ellos, sobre todo darles seguridad en sí mismos para superar esa angustia de separación.

Los abuelos les aportan vivencias necesarias para su desarrollo

Últimamente mi hija de cinco años me pide dormir fuera de casa, pero tengo mis dudas. Podría dormir en casa de una amiga, en casa de sus abuelos o de sus tíos, pero ¿se angustiará si duerme lejos de nosotros? Tengo mis dudas, por este motivo me ha parecido curioso tocar el tema de los niños que duermen fuera de casa y que se angustian si están lejos de papá y mamá. Además, pronto llegarán las colonias o campamentos donde los niños se lo pasan muy bien, pero pueden sufrir angustia por separarse de los padres.

Este tipo de angustia puede provocar en el niño sienta algunos síntomas físicos como por ejemplo náuseas, dolores de estómago, dolor de cabeza, manos frías, sudor excesivo, etc. Los padres, según los expertos, podemos hacer mucho por los niños para evitar este tipo de angustia o al menos para darle seguridad al niño si se siente mal y reducirla bastante.

El primer consejo que he encontrado y por el que yo empezaría es, como siempre, hablar con el niño, es decir, a través de la comunicación podemos infundir en el niño esa seguridad que necesita para no sentir miedo o angustia de dormir fuera de casa. Es importante que nuestro hijo pueda expresar que es lo que siente y que es lo que le angustia para que le podamos ayudar. Además, no debemos imponerle este tipo de salidas ni tampoco engañarle con frases consoladoras como por ejemplo ‘Todo va a ir bien’. El niño necesita sentirse seguro y un exceso de consuelo puede provocar  el efecto contrario.

Además, hay que dejar que participe en todos los preparativos del campamento o colonia de manera que el pueda decidir e incluso practicar con él que debe hacer en cada caso para que se sienta seguro. Incluso podemos estudiar con él todas las actividades que podrá realizar en el campamento para incentivarle y crear dentro de él esa ilusión que necesitará para superar su angustia. Para conseguir esa seguridad le ayudaría mucho quedarse a dormir con los abuelos un día o con algún familiar o amiguita para practicar y separarse un poco así de los padres y ver que puede ser una pequeña personita autónoma y que sabe lo que tiene que hacer en todo momento.

Dicen las madres de niños que han ido a campamentos, que los niños se espabilan mucho cuando van a este tipo de excursiones, yo todavía no lo sé de primera mano, pero sé que pronto me tocará decidir si dejar dormir a mi hija fuera de casa. Pienso que los niños necesitan estar seguros de sí mismos para no sentir esa angustia y para ello debemos enseñarles esa autonomía que los hace mayores y que los prepara para cada situación. ¿Qué opinas tú?

Foto | Divine in the Daily en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...