La amigdalitis afecta a niños de 2 a 10 años

La doctora Amelia Cruz Rodríguez, specialista del Servicio de Otorrinolaringología del Antiguo Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde” ha emitido información sobre el problema de la amigdalitis, tanto en la aguda como en la crónica ya que representa un grave atentado contra la salud pública, afectando a los niños entre los 2 y 10 años de edad.

La amigdalitis, según palabras de la especialista, es una enfermedad que afecta a todas las personas, sin distinguir entre el género ni la edad, teniendo mayor incidencia sobre todo en los paises que se encuentran en vías de desarrollo y teniendo como principal grupo de riesgo a la población mundial de niños de 2 a 10 años.

Para estar más al tanto del problema hay que saber que las amígdalas representan un tejido linfoide que se encuentra alojado en la orofaringe, que es la entradas de las vías aerodigestivas al organismo, y la función básica de las mismas es la de producir la cantidad necesaria de anticuerpos para  mediar el mecanismo de defensa que tiene el cuerpo contra las infecciones y mediar la protección inmunitaria del organismo.

El sitio en el que se encuentra expone a las amígdalas porque pasan a ser la primera zona del cuerpo que entra en contacto con con microorganismos y sustancias antigénicas que pueden encontrarse tanto en el aire que se respira como en los alimentos que se consumen, por lo tanto es la primera barrera de defensa que tiene el cuerpo contra los agresores exógenos.

La amigdalitis es entonces la primera de las infecciones de las vías aéreas, capaz de afectar a otros órganos tales como la nariz, los senos paranasales, la laringe y los oídos, y agrega:

“Puede presentarse concomitantemente con padecimientos como otitis medias, laringitis, sinusitis, así como rinitis infecciosa y/o alérgica como las más frecuentes, no obstante puede dar lugar a complicaciones más severas como bronquitis y neumonías, hasta las más graves como cardiopatías y nefropatías”.

Por un lado tenemos la amigdalitis aguda, que se reconoce por provocar fiebre, dolor en la faringe, malestar en el cuerpo, dolor al tragar y dolor en los oídos, y posteriormente tenemos la amigdalitis crónica que se caracteríza por ser una inflamación sumamente persistente que aparece por recurrentes procesos de infección, y se la reconoce cuando el niño tiene un peso y talla menor al que debería, presenta cuadros de mal aliento y dolor de garganta al tragar, además de problemas para deglutir e inflamación de los gánglios linfáticos.

Vía | Cronica
Foto |  Jayashreee de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...