Juguetes saludables y seguros

Comprar juguetes saludables y seguros es sencillo, basta con seguir las recomendaciones que nos proporciona el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña, con ello reduciremos los riesgos y facilitaremos que el juego sea una experiencia plena.

Compras de juguetes

Como cada año, el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña, lanza una serie de recomendaciones a tener en cuenta a la hora de comprar los juguetes para los niños. El juego es un aspecto esencial que contribuye al desarrollo de los pequeños, y los juguetes son los recursos o herramientas que estimulan el juego infantil, pero a la hora de elegirlos, tenemos que tener en cuenta que además deben proteger la salud y la seguridad, para ello es interesante dar un vistazo a los consejos que nos proporciona la Generalitat bajo el título Juguetes saludables y seguros.

A continuación podréis conocer los consejos que nos permitirán realizar compras de juguetes más seguros, algunos de ellos ya los ponéis en práctica desde hace años, pero otros quizá no, lo ideal es tener en cuenta cada uno de los puntos citados, con ello se logrará la máxima satisfacción en las compras que se realicen.

Los juguetes se deben comprar en tiendas de confianza, siempre hay que guardar el ticket de compra o la factura, ya que es el único comprobante que nos permite realizar una reclamación en el caso de un desperfecto o mal funcionamiento. Si compráis un juguete usado o se trata de un regalo de amigos o familiares, no está de más comprobar que está en buen estado.

Es interesante leer las instrucciones de uso y las advertencias que realizan los fabricantes, con ello reduciremos el riesgo de que se pueda estropear antes de tiempo. Todos los juguetes deben portar el sello de la Comunidad Europea, sello que certifica que ha superado los test de seguridad realizados por el organismo competente. Cuando encontréis un juguete que no incluya el identificativo CE, no lo compréis, podría suponer un riesgo para los niños.

A la hora de elegir los juguetes, es recomendable que sean los apropiados para la edad de los niños, así como para sus capacidades. Si en un juguete se especifica que es para mayores de tres años de edad, no tiene sentido dárselo a un niño de dos años de edad, no sacará el máximo rendimiento y además podría ser peligroso. Por tanto, los indicadores del rango de edad deben tenerse en cuenta.

Hablando de videojuegos, la edad vuelve a ser un factor determinante, es interesante adquirir los juegos de videoconsola que se ajustan específicamente a la edad de los niños, ya sea por el contenido, como por el nivel de comprensión.

Los juguetes con elementos pequeños desmontables pueden representar un riesgo para los niños más pequeños, pueden llevárselos a la boca con el consiguiente riesgo de asfixia. De nuevo destacamos que es muy importante adquirir los juguetes adecuados para cada rango de edad para evitar este tipo de problemas.

A la hora de montar un juguete es conveniente seguir las instrucciones, una simple pieza mal colocada puede provocar su mal funcionamiento y por tanto, la experiencia para los niños no sería satisfactoria. La Generalitat nos recomienda guardarlas siempre para consultarlas en el caso de que sea necesario. En lo que respecta a juguetes con cuerdas o cordones largos, hay que tener presente que pueden enredarse en el cuello de los niños muy pequeños y provocar lesiones.

Los adultos deben vigilar de vez en cuando a los niños mientras juegan, con ello se asegura de que están utilizando de forma correcta y apropiada cada juguete, si hablamos de un monopatín, se puede decir que es obligado que los pequeños porten los accesorios de protección oportunos, casco, rodilleras, etc., con ello se evitarán mayores daños en el caso de una caída.

Las pistolas y arcos de juguete, así como algunos juguetes voladores, pueden provocar lesiones en los ojos, por eso, si los niños juegan con ellos, debemos asegurarnos de que cuenten con las protecciones oportunas. En el caso de las flechas, éstas deben llevar ventosas, si son pistolas de muelle hay que evitar que los niños utilicen lápices u otros proyectiles que podrían provocar un accidente.

Comprobar periódicamente el estado de los juguetes es otra tarea a realizar, un juguete defectuoso o roto representa un riesgo para la seguridad de los niños, por ello la Generalitat recomienda que los padres se deshagan de ellos.

Incluso los envoltorios de los regalos pueden representar un riesgo, un juguete debe ser envuelto con papel, no se debe ofrecer dentro de una bolsa de plástico, elemento que puede provocar asfixia en los más pequeños si les da por ponérsela en la cabeza. Lo mejor es eliminar cuanto antes cualquier envoltorio.

Enseñar a los niños a guardar los juguetes y ser ordenados cuando acaben de jugar es algo que deberemos instaurar desde que son pequeños. Un juguete abandonado en el suelo o en unas escaleras, es un riesgo, se puede tropezar con él y caer. Por último, otro de los consejos que nos facilita la Generalitat guarda relación con los juguetes que utilizan pilas, hay que asegurarse de que los más pequeños no pueden acceder a ellas, hay que tener en cuenta que la ingesta de una pila puede provocar lesiones graves internas.

Estos son sólo algunos consejos para comprar juguetes saludables y seguros, pero hay muchos más, os recomendamos dar un vistazo a los siguientes post:

Prevenir que los niños ingieran pilas de sus juguetes

Juego, juguete y seguridad

Juguetes con plastificantes tóxicos

Reforzar la seguridad de los juguetes

Los juguetes con LEDs pueden ser peligrosos para los ojos

Vía | Canal Salut
Foto | Meddygarnet

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...