Juguetes en su justa medida

Juguetes de Navidad

Siempre hay que procurar comprar los juguetes en su justa medida, los padres debemos controlar la cantidad de juguetes que reciben nuestros hijos a través de Papa Noel o Los Reyes Magos y el motivo, además de nombrar la crisis económica en la que nos encontramos, es que todos los excesos son perjudiciales, incluso aunque se trate de cosas buenas.

Es conveniente hablar con aquellas personas que tienen intención de hacer regalos a nuestros hijos en las fechas navideñas, planificar entre los familiares los juguetes que se van a regalar será una buena práctica para acertar en los deseos del niño sin que termine siendo agasajado por una montaña de juguetes. El exceso de juguetes termina restando ilusión y desvalorando el esfuerzo que se ha realizado para comprarlos, seguro que más de un padre puede testificar al respecto, ¿cuántos juguetes terminan guardados indefinidamente tras haber sido usados por los niños sólo un par de días?

Todos sabemos que los juguetes son lo que más ilusiona a los niños y si por ellos fuera sólo recibirían juguetes y además en cantidades industriales, pero no es lo más aconsejable. Cuando un niño recibe varios juguetes siempre hay algunos a los que apenas les presta atención, menor cantidad de posibilidades es igual a mayor posibilidad de que todos los juguetes cumplan la función de educar, entretener y divertir a los niños, para ello están concebidos, no para terminar guardados en el fondo del armario.

Otro problema es el espacio, a veces se reciben tantos juguetes que resulta difícil poder guardarlos, la falta de espacio en los hogares es el motivo. Por eso es interesante y muy solidario desprenderse de aquellos juguetes en buen estado con los que ya no juega el niño. Entregarlos a las organizaciones que intentan que ningún niño se quede sin juguetes en Navidad es un acto loable y un modo de enseñar a nuestros hijos lo que es la solidaridad en este aspecto.

En algunas ocasiones es bastante difícil lograr que se reduzca el número de juguetes que va a recibir un niño, entonces la dosificación es la alternativa más adecuada, aunque en el día señalado el niño habrá todos los regalos, posteriormente puedes guardar unos cuantos e ir proporcionándoselos poco a poco para que juegue con todos ellos y se mantenga la ilusión de estrenar un nuevo juguete.

En estos días hablaremos en varias ocasiones sobre los juguetes y las funciones que desempeñan en nuestros hijos, una información valiosa que se relaciona con muchos aspectos de la vida, limpieza, orden, solidaridad, educación, respeto, diversión, etc.

Foto | Hallgerd

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...