Juguetes con plastificantes tóxicos

Juguetes peligrosos

Hace unos días hablábamos de la lista de juguetes peligrosos Navidad 2009 que nos daba a conocer WATCH (World Against Toys Causing Harm), organización mundial con sede en Estados Unidos y sin ánimo de lucro que lucha contra los juguetes peligrosos y todos aquellos productos que se comercializan para el sector infantil. Hoy es Alemania el país que nos advierte sobre los peligros de los juguetes con plastificantes tóxicos, concretamente aquellos que contienen hidrocarburos policíclicos aromáticos (PAHs), diferentes compuestos químicos entre los que se identifican algunos que son peligrosos por sus efectos cancerígenos, mutagénicos, etc.

El Instituto Federal de Calificación de Riesgo de Alemania destaca que algunos juguetes con plastificantes tóxicos presentan en su composición hidrocarburos policíclicos aromáticos especialmente dañinos, el benzo(a)pireno, el benzo(a)antraceno, y el dibenz(ah)antraceno. Son productos utilizados en los plásticos para ablandarlos y otorgarles un tacto más agradable, pero escondiendo un grave peligro que puede truncar la vida de un niño. Los expertos relacionan el incremento de los casos de cáncer infantil con la exposición a estas sustancias y por ello realizan un llamamiento para que la Unión Europea actúe para minimizar el contacto que los niños tienen con este tipo de sustancias.

Según los especialistas del Instituto Federal de Calificación de Riesgo (BfR), ni siquiera el sello de la normativa de la Comunidad Europea, que podemos encontrar en algunos juguetes o productos de plástico que garantiza y certifica que el producto se ha fabricado según normativa de la UE, está libre de riesgo ya que dicho sello es aplicado sin que se realice una estricta vigilancia o análisis, es decir, son pocos los controles de calidad exhaustivos que se realizan para detectar las sustancias y garantizar la seguridad.

Algunos grupos políticos alemanes solicitan medidas urgentes, sobre todo tras detectar que los juguetes que se comercializan en Alemania contienen una concentración de hidrocarburos policíclicos aromáticos hasta 100 veces más elevada que la que podría contener un neumático de coche, el caso es que esta sustancia se encuentra presente en el petróleo, el carbón o los depósitos de alquitrán, por ello se da esta referencia. Los expertos han detectado que algunas pelotas infantiles o bocinas de bicicletas contienen un elevado contenido de los citados compuestos químicos, concentración que puede ser considerada peligrosa para la salud de los niños.

Suponemos que serán varios los juguetes que contengan hidrocarburos policíclicos aromáticos, sustancias que según indican los especialistas, cuanto más contacto se tenga, más se elevan las posibilidades de sufrir enfermedades como el cáncer. Una comparativa indica que el organismo de los niños puede llegar a absorber lo mismo que absorbería un niño que fuera fumador pasivo junto a un adulto que fumara hasta 40 cigarrillos al día, pero recordemos que estamos hablando de juguetes.

Se pide un programa especial de seguridad que controle con mayor precisión la composición de los juguetes y que sean investigadores cualificados de laboratorios independientes quienes verifiquen la composición real de cada producto. En este caso se habla de la alarma en Alemania, pero sería interesante verificar el contenido de estos compuestos químicos en los juguetes de toda Europa, seguro que los resultados nos sorprenderían.

Vía | DW World
Foto | Popofatticus

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...