Juegos educativos para el invierno

El verano es sumamente estimulante para los pequeños, hay tantas cosas para hacer y disfrutar del día y del calor que al llegar la noche el cansancio es suficiente como para dormir perfectamente. Durante el invierno las sensaciones cambian, y el estar mayor tiempo dentro de la casa puede decantar a los niños sobre tareas quizas no tan productivas para su entretenimiento como excesivo consumo de televisión o de juegos de video.

Lo ideal es que los papás se tomen el tiempo de intentar mostrarles nuevas y mejores alternativas a los niños para que puedan ver televisión y dedicarle horas a sus juegos, pero también encuentren divertidas tareas que sean mucho más educativas e igualmente lúdicas, pudiendo compartir en familia juegos educativos para el invierno.

Muchos niños terminan peleando con sus hermanos o en llanto al terminar la tarde, producto del tedio y del aburrimiento que muchas veces les produce estar tantas horas encerrados, pero la solución siempre radica en proponerles alternativas diferentes, divertidas y que puedan realizar tanto juntos o en conjunto.

Los juegos educativos para el invierno son totalmente aplicables en verano o en cualquier otro momento del año pero es quizas en esa epoca mas sedentaria cuando las alternativas de ingenio son mas llamativas, siendo los juegos ideales todos aquellos que ayuden a descubrir la naturaleza humana de una manera sana y creativa.

Uno de los juegos educativos para el invierno que se le puede proponer a los niños consiste en realizar un álbum con frutas y con hojas, para esto los niños primero tendran que recolectar los elementos en alguna visita al parque o al jardín y secarlos entre papeles de periódico para luego ir pegándolos en diferentes hojas armando un completo álbum que puede llevar fechas, lugares, nombres y dibujos que expliquen todo lo recolectado.

Otro de los juegos educativos para el invierno es el llamado “cuento de nunca acabar”, alguien dirá una frase y luego la continúa otro, asi intermitentemente, haciendo que el cuento y los personajes vayan cambiando, en eso pueden estar horas, inclusive se puede retomar el cuento al día siguiente, y al finalizar la tarde se puede hacer un registro en dibujos de las partes de la historia, para completar la narración.

Vía | Mía
Foto | Aytona

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...