Japón prohíbe la tenencia de pornografía infantil

Japón prohíbe la tenencia de pornografía infantil, pero no prohíbe que se sigan produciendo cómics como el manga en el que aparece contenido erótico infantil. También se salvan otras industrias como la de la animación, las creaciones digitales, etc. La Ley parece haber recortado la definición de lo que es pornografía infantil.

Manga

Al fin Japón prohíbe la tenencia de pornografía infantil, ha sido el último de los países miembros del G-7 (grupo de países del mundo con un peso significativo en lo que respecta a temas políticos, económicos y militares) que ha decidido llevar a cabo esta prohibición. Hasta la fecha no era ilegal que cualquier ciudadano japonés estuviera en posesión de pornografía infantil, algo que sorprende bastante de uno de los países avanzados del mundo, pero al final se ha dado el paso decisivo, algo que ayudará en la lucha contra esta indeseable lacra.

Hay que aclarar que la legislación japonesa aprobada en el año 1999, no permitía la producción y distribución de pornografía infantil, pero sí permitía la tenencia, por lo que Japón se convertía en un país interesante para intentar comercializar a través de la red contenidos de este tipo, hay que tener en cuenta que junto a Estados Unidos y Rusia, Japón es uno de los principales países que han estado generando tráfico en internet por la pornografía infantil. La normativa se aplicará en las próximas semanas, en ella se contemplan sanciones y penas de cárcel para quienes incumplan la legislación sobre este tipo de pornografía.

Claro, que esta prohibición no abarca todo lo que debiera abarcar, la nueva reglamentación sólo se aplica a las imágenes reales, pero los productos de animación, las creaciones digitales y cualquier tipo de ilustración como el manga, podrán seguir utilizando la imagen infantil. Esto quiere decir que la definición de pornografía infantil se limita, ¿acaso no es pornografía dibujar a niñas en poses sexuales o en actos sexuales? Debe generar mucho dinero en Japón esta industria y puede hacer que se tenga una mala percepción de los japoneses.

A través de este artículo de la publicación digital El Mundo podemos saber que tres partidos políticos del país propusieron incluir en la ley un apartado en el que se indicaba que se podrían realizar investigaciones sobre posibles vínculos entre materiales afines a la pornografía infantil en el manga, la animación y los medios que ahora se excluyen de la ley, con la violación de los derechos de la infancia. Sin embargo, este apartado se ha retirado por la presión que ha ejercido la industria editorial y la industria de contenidos audiovisuales e informáticos, es evidente que estos sectores tienen un gran peso en el país y han forzado a que la ley se ajuste a sus necesidades.

Resulta muy chocante que la comunidad internacional no se pronuncie y vete a Japón por seguir aceptando la pornografía infantil, de acuerdo que es en formato dibujos, pero sigue siendo pornografía. Las industrias antes mencionadas argumentan que con sus publicaciones no se violan los derechos de los menores y que no se debe extender a sus trabajos la definición de pornografía infantil, ya que es un concepto vago y coarta la libertad de expresión. Que alguien lo explique, ¿no permitir la publicación de dibujos de niñas en poses eróticas o realizando actos sexuales coarta la libertad de expresión? Las industrias mencionadas saben que una prohibición provocaría un enorme impacto económico, hay que tener en cuenta que en el caso de los cómics, el 30% del manga es de contenido erótico.

En definitiva, se ha dado un gran paso, pero es necesario dar otro para acabar con estas publicaciones que no hacen más que alimentar a mentes enfermizas.

Foto | Centella

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...