Internet en el transporte escolar para reducir el mal comportamiento

Los autobuses escolares del estado de Alberta (Canadá), cuentan con conexión a internet, algo que logra que los niños se porten mejor durante el trayecto a la escuela.

Conexión Wifi en los autocares escolares

En Canadá y concretamente en la provincia de Alberta, el trayecto de los autocares escolares puede llegar a durar hasta 90 minutos, los niños pasan demasiado tiempo dentro del transporte y aflora el nerviosismo, el mal comportamiento y las molestias para los conductores que deben centrar su atención en la carretera. La solución llega con la implantación de internet en el transporte escolar, los alumnos de las escuelas Prairie Rose repartidos por la provincia y recogidos por una treintena de autocares, tienen acceso a internet mediante conexión inalámbrica y el mal comportamiento se ha reducido significativamente, los niños han cambiado el ser alborotadores por ser navegantes en la red.

En un trayecto tan largo, internet parece haber sido la salvación para los conductores de los autocares, hasta el punto de que si por alguna razón se pierde la conexión, el chófer del autobús llama rápidamente a la central solicitando la reparación del servicio con prioridad. El director de tecnología de Prairie Rose explica que gracias a la red, los problemas de mal comportamiento han desaparecido. Este es un proyecto piloto que por el momento cuenta con un año de subvención, durante este tiempo, un experto en educación evalúa los resultados de la experiencia, se supone que una valoración positiva permitirá mantener el servicio.

Hay que decir que el hecho de que se tenga internet en el transporte escolar, no implica que los niños puedan utilizar el servicio de una forma totalmente libre, se han implementado sistemas de control parental y filtros que evitan que los niños puedan acceder a las redes sociales, al streaming, páginas con contenidos para adultos… son las mismas reglas que tienen en los ordenadores del colegio. Al tener acceso a la red, muchos niños aprovechan el trayecto para hacer deberes escolares, aunque otros la utilizan tal y como lo harían en sus hogares, en todo caso el resultado es que los niños realizan el trayecto sin mal comportamiento y su atención se centra en el netbook que proporciona el transporte o en sus tablets y smartphones personales.

El proyecto cuenta con la subvención de los organismos competentes de Alberta, cada equipo ha costado unos 1.000 dólares (730 euros), cada autobús escolar está equipado con un router inalámbrico y un amplificador de antena. La conexión 3G tiene un coste mensual aproximado de unos 50 dólares (36 euros) por cada autocar. A esto hay que añadir los netbooks proporcionados por el consejo escolar a los niños, por lo que se puede decir que es una inversión considerable.

Según leemos en Calgary Herald, parece ser que la idea de instalar internet en los autobuses escolares se barajó hace cuatro años en una junta escolar celebrada en otro estado, la idea parecía buena pero demasiado costosa. A pesar de ello, se logró llegar a un acuerdo en marzo del año pasado con el gobierno de Alberta para subvencionar el proyecto. Claro que después de que los escolares hayan recibido satisfactoriamente la experiencia y los conductores puedan realizar sus trayectos con tranquilidad, será difícil que no se renueve el contrato para seguir ofreciendo conexión.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...