Ikea conmueve las redes sociales con: ‘La otra carta’

Un video del gigante Ikea nos lleva a la reflexión de la cantidad de juguetes que piden los niños por Navidad.

Con esto de la famosa crisis que seguimos atravesando, los publicistas han tenido que buscar ingeniosas maneras de conmover el corazón de los papás y, de esa forma, ganar muchos puntos en cuanto a publicidad de la marca. En esta ocasión ha sido el gigante Ikea quien, siguiendo en su línea de buscar temas que nos tocan el corazón a los papás y a los niños, ha encontrado la forma de que las redes sociales se hagan un eco importante de su último vídeo: ‘La otra carta’.

Se trata de un experimento realizado con diez familias, en el que los hijos (separados de sus padres) escribían dos cartas, una carta para los Reyes Magos de Oriente y otra para sus papás. Es decir, primero exponía los juguetes que querían pedir a los Reyes Magos y luego, con algo más de dificultad para decidir, debían escribir qué les pedirían a sus padres para esta Navidad. El vídeo, por cierto muy bien realizado, llega a los corazones de muchos padres. Sobre todo de aquellos que saben que no le pueden dedicar todo el tiempo que quisieran a sus hijos o aquellos que consideran que se piden demasiados juguetes a los Reyes Magos o Papá Noel.

Como campaña de marketing, me quito el sombrero, ya que el vídeo, si no lo habéis recibido ya por Whassapt, Facebook o Twitter, no tardará en llegar. Incluso puede que lo recibas por partida doble o triple. Esta es una campaña que se está extendiendo por las redes sociales con mucha rapidez. Y todo ello porque conmueve a los padres por la sinceridad y por el mensaje directo que mandan los niños a sus padres: quieren tiempo. Quieren tiempo de calidad con sus papás para jugar, para leer, y, en definitiva, tiempo para estar con ellos. Y esto es algo que debido al ritmo al que se mueve la sociedad, es bastante complicado.

Es complicado porque los niños quieren juguetes, ciertamente, pero también quieren tiempo con sus padres. Muchos padres pretenden conquistar el corazón de sus hijos con muchos regalos, cuando en realidad, lo que los niños quieren es estar tiempo con ellos. Pero cinismos aparte, me pregunto cómo se sentirán esos padres que necesitan trabajar para darle a sus hijos, ya no lo mejor, sino un plato para comer, ropa para vestir y un hogar donde vivir. La vida cuesta mucho y el ritmo planteado por las mismas multinacionales no ayuda precisamente a que los padres tengan ese tiempo de calidad que en este video se les echa en cara.

Ikea, sin ir más lejos, abre sábados y domingos. Me pregunto cuántos días cerrará estas fiestas para que sus empleados puedan darle a sus hijos ese tiempo que solicitan. Porque el video es muy bonito e invita a la reflexión, pero conviene recordar que muchos padres trabajan por necesidad y si los gobiernos tuvieran más en cuenta la conciliación laboral y familiar, posiblemente no habría tantos padres conmovidos por la sinceridad de estos niños.

En mi opinión, para los niños es más importante el cariño, las caricias y el tiempo con sus padres que los juguetes materiales, pero cabe recordar que muchos padres que trabajan y no tienen mucho tiempo de juego con sus hijos, no descuidan el cariño de sus pequeños, hacen lo que pueden. Incluso muchos padres ya juegan con sus hijos y les dedican ese tiempo con ellos. Por todo esto me pregunto qué carta escribirían los niños que normalmente ya tienen ese tiempo de calidad con sus padres, que ya juegan con ellos, que salen de paseo juntos, que se pasan tardes jugando y viendo películas o leyendo cuentos: ¿Qué le pedirían esos niños a sus papás? Por otro lado, después de realizar esta publicidad: ¿Ikea dará más tiempo a sus empleados para que puedan jugar con sus hijos? ¿Qué opináis vosotros?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...