High Glitz, una historia del mundo extravagante de los concursos infantiles

Niñas modelos

A veces el afán por encontrar la fama puede llegar a cotas insospechadas y si hablamos de Estados Unidos ese afán se convierte en delirio en los concursos infantiles de belleza. No se puede entender como hay padres que someten a sus hijas a unos concursos donde las niñas son maquilladas, peinadas y vestidas como mujeres adultas. Para muchos padres inscribir a sus hijos en estos desfiles es una puerta abierta a Hollywood o un contrato jugoso como modelo de alguna firma, sin importar el daño psicológico que puede causar en sus hijas el tener como objetivo en la vida ser una estrella mediática.

La fotógrafa Susan Anderson ha querido reflejar este mundo en un libro titulado ‘High Glitz, una historia del mundo extravagante de los concursos infantiles’. En él ha recopilado una docena de retratos de niñas que han sido sometidas a este tipo de concursos infantiles. Precisamente High Glitz es un subgénero de estos certámenes y se caracteriza por la costura ostentosa en los modelos que lucen las niñas, los peinados elaborados, los  excesivos adornos y el maquillaje glamouroso, como se puede apreciar en las fotos.

Susan Anderson ha querido así mostrar públicamente la situación (largas horas de peluquería y maquillaje) a la que son sometidas más de las 100.000 niñas menores de 12 años que participan cada año en  estos concursos de belleza que mueven millones de dólares en EEUU. No ha sido la única, también el cine ha querido denunciar la crueldad de estos desfiles de belleza infantil con películas como ‘Pequeña Miss Sunshine‘.

Via | Telecinco
Foto | Susan Anderson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...