Helado de yogur y queso

Recetas para niños

Para animar a nuestros hijos a relacionarse con los alimentos, a conocerlos, a descubrir sus posibilidades, etc., nada mejor que introducirles poco a poco en la cocina. Participar en la elaboración de recetas les ayudará a aceptar mucho más los alimentos, aunque con la receta que os traemos hoy no habrá mucho problema, les encantará este Helado de Yogur y queso.

Empezamos en Pequelia una sección en la que os proporcionaremos recetas de cocina para hacer con niños, iniciándolos en los dulces, que es una de las cosas que más les gustan, más adelante podremos hacer con nuestros hijos otro tipo de platos, siempre pensando en la alimentación sana.

Hay recetas que haremos junto a nuestros hijos con la posibilidad de que ellos lo hagan todo mientras les damos indicaciones y otras en las que los mayores realizaremos los pasos más complicados o peligrosos para ellos. En el caso del Helado de yogur y queso veréis que es muy sencillo, ya podéis decir a vuestros pequeños que empiecen a remangarse, y los papás estar contentos de hacerles disfrutar incluyendo los helados en la dieta infantil.

Para hacer el Helado de yogur y queso necesitamos:

300 gramos de queso mascarpone o queso crema, 300 gramos de yogur natural griego, esencia de vainilla y 150 gramos de azúcar glass.

Elaboración

Ponemos en un cuenco amplio todos los ingredientes y los mezclamos con una espátula hasta conseguir una crema fina y homogénea. Esta crema la pasaremos a un recipiente que tenga tapa hermética y que pueda ser introducido en el congelador, y así lo hacemos.

Durante las primeras horas del proceso de congelación del helado, debemos mover la mezcla para evitar que se hagan cristales de agua, en principio puede hacerse cada hora, y a medida que se vaya endureciendo más, lo haremos cada media hora hasta que el helado esté en su punto.

Si el helado de yogur y queso está varias horas en el congelador una vez adquirida su textura ideal, deberás sacarlo unos minutos antes para que no esté tan duro a la hora de servirlo. Después sólo tendrás que hacer unas bolas de helado, servir sobre ellas un poco de mermelada de frutas, frutas frescas, sirope de chocolate o lo que más os guste. También podemos servirlo entre dos galletas, y a disfrutar de un helado casero, natural y muy nutritivo.

¿Qué pueden hacer los niños?

Todo el proceso de elaboración, y cuando el helado empiece a congelarse, es mejor que sean los adultos los que ‘amasen’ el helado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...