Hay que dejar que los niños elijan los libros que quieren leer

Un estudio desarrollado en Estados Unidos demuestra que hay que dejar que los niños elijan los libros que quieren leer, con ello se logra consolidar lo aprendido en el colegio e incluso se mejora el nivel lectivo.

Promover la lectura infantil

En varias ocasiones hemos hablado de los beneficios de la lectura en los niños, potencia el nivel intelectual, la imaginación, incrementa el léxico y las formas de expresión, etc. También hemos hablado sobre cómo podemos motivar a los niños para que quieran leer, siendo el comportamiento de los padres con la lectura uno de los factores que ayudan a que los niños lean.

Pero hay otro factor muy importante que contribuye a que los niños quieran leer y mejoren sus habilidades lectivas, según un estudio desarrollado por expertos de la Universidad de Rochester (Estados Unidos), hay que dejar que los niños elijan los libros que quieren leer, especialmente durante las vacaciones de verano, de este modo se reforzarían sus habilidades lectivas y se evitaría un retroceso en ellas. Según la investigación, a los niños que se les permite elegir los libros leen mucho mejor en la próxima temporada escolar que aquellos niños a los que no se les permite elegir el tipo de lectura.

Parece ser que anteriormente ya se había realizado un estudio similar, a 18 niños de una escuela se les permitió elegir los libros, a otro grupo de 20 niños se les proporcionaron los libros que debían leer. A los dos grupos de niños se les realizaron evaluaciones sobre el nivel lectivo que tenían antes de recibir los libros y tras finalizar las vacaciones de verano. Los resultados no dan lugar a dudas, los niños a los que se les permitió elegir leían mucho mejor que aquellos que no pudieron elegir los libros.

Dados los resultados, se decidió realizar de nuevo el experimento ampliándolo a cuatro aulas con niños de preescolar y segundo grado. A los niños de dos aulas se les permitió elegir 15 libros que leerían durante las vacaciones de verano, a los niños de las otras dos aulas que actuaron como grupo de control, también se les permitió elegir los libros. Tras realizar la evaluación oportuna después de las vacaciones de verano, se constató que el nivel de lectura mejoró en los dos grupos de niños, tres de cada cuatro alumnos conservaron o mejoraron su nivel lectivo durante el verano.

Según leemos aquí, a raíz de los resultados obtenidos algunas escuelas estadounidenses han empezado a adoptar la libre elección de libros para la lectura infantil. Los expertos consideran que si los alumnos pueden elegir entre una variedad de títulos apropiados para su nivel lectivo, se incrementa el interés por los libros y se obtienen mejores resultados en la lectura. La imposición para lograr mejorar el nivel lectivo resulta poco eficaz si se pretende consolidar y mejorar lo aprendido en el curso escolar anterior.

Para aquellos padres que quieren promover la lectura en sus hijos, una buena opción es acudir a una biblioteca y seleccionar junto a los niños los libros que se leerán, con ello se logrará que disfruten y mejore el interés por la lectura. En los colegios también debería darse esta posibilidad, ofrecer a los niños diferentes libros para leer y que fueran ellos los que eligieran los temas que les resultaran más interesantes, y no sólo durante el periodo vacacional como en el caso del estudio, sino durante todo el año.

Foto | qwrrty

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...