Hay brotes verdes pero uno de cada tres niños en España está en riesgo de pobreza

Casi 2’7 millones de niños en España sufren pobreza o están en riesgo de exclusión social, la política de austeridad sufrida en los últimos cuatro años ha provocado un incremento significativo de la desigualdad económica y social, los más castigados han sido los niños, aunque hay quien dice que ya hay brotes verdes.

Informe CESR

Según un informe del Centro para los Derechos Económicos y Sociales (CESR), organización que trabaja para promover la justicia social a través de los derechos humanos, casi 2’7 millones de niños en España sufren pobreza o están en riesgo de exclusión social. Según esta organización se ha producido un incremento de 800.000 niños que sufren esta situación desde el año 2008, lo que representa haber perdido diez años de progresos en la lucha contra la pobreza infantil.

En el informe del CESR se realiza una revisión de los últimos cuatro años de trayectoria del país, cuatro años que han estado marcados por la austeridad y que han impulsado el aumento de la pobreza, el crecimiento y acentuación de las desigualdades sociales, y un grave deterioro de diferentes derechos económicos y sociales de nuestro país. Hay quien dice que hay brotes verdes, pero uno de cada tres niños en España está en riesgo de pobreza, ese es un indicador que no se puede obviar y que muestra una realidad por mucho que algunos intenten ocultarla, especialmente en las puertas de las elecciones.

El informe se ha publicado antes de que se realice el EPU (Examen Periódico Universal) del Consejo de Derechos Humanos. Cada cuatro años los Estados miembros de las Naciones Unidas deben someterse a ese examen, a partir de los resultados se plantean métodos de actuación, sugerencias y planes para intentar cambiar lo que falla. De nada han servido los continuos llamamientos realizados por Naciones Unidas y otros organismos europeos pro derechos humanos, nuestro país y mejor dicho el Gobierno, ha continuado con su política de recortes presupuestarios y otras reformas de austeridad que han aumentado la presión sobre las personas vulnerables a los efectos de la crisis económica y por tanto a sus derechos humanos básicos.

Según el CESR, los cuatro últimos años en los que se han realizado recortes presupuestarios de gran envergadura e históricos, han socavado gravemente los servicios sociales, casi 13 millones de personas se enfrentan a la pobreza y a la exclusión social en España, tres millones más que en el año 2007. Uno de cada cuatro niños está en riesgo de desnutrición y la desigualdad económica profundiza mucho más y más rápido que en otros países europeos. El informe del CESR es duro, habla del desempleo, la precariedad de los salarios, la pérdida de las prestaciones por desempleo y otras medidas de protección social tras haber estado dos años sin trabajo. Qué curioso que recientemente el Gobierno aprobará una ayuda (si es que se puede llamar ayuda) a los parados de larga duración.

Existe un abismo con respecto al primer informe elaborado en el año 2010, han sido cuatro años muy duros y el resultado de la política de recortes salta a la vista, aunque los más perjudicados, como suele ser habitual, son los niños. En el primer informe España recibió y aceptó las recomendaciones sobre protección de los derechos económicos y sociales de mujeres, niños, inmigrantes, etc. Sin embargo, se ha saltado a la torera las recomendaciones, no ha trabajado para mejorar la protección de los derechos humanos de las personas más vulnerables en el contexto de la crisis económica.

Ahora nuestro país se ha enfrentado al examen de las Naciones Unidas y diversas organizaciones piden que ejerzan presión para que el Gobierno cumpla con las recomendaciones que se le proporcionan, que rediseñe sus políticas sociales y económicas para proteger a los más desfavorecidos y especialmente a los niños. Capaz será el Gobierno de argumentar que ha trabajado para mejorar la situación de los niños, no creemos que se atreva a hablar del fondo extraordinario para la infancia que puso el año pasado en marcha para paliar el problema de la pobreza infantil. Recordemos que le dio mucho bombo a una partida presupuestaria de 17 millones de euros a repartir entre las familias más pobres con menores a su cargo, basta decir que en algunas comunidades el reparto provocó que se destinaran 10 céntimos diarios para luchar contra la pobreza infantil.

En fin, brotes verdes, ya salimos de la crisis, estamos creciendo y mil y una afirmaciones favorables contrastan con la cruda realidad. A través de este enlace Pdf, podéis acceder al informe del CESR sobre lo que ha provocado la política de recortes en nuestro país.

Foto | Icaromoreno

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...