¿Has pensado en decorar la habitación de tu bebé con vinilos?

Decorar la habitación con vinilos es fácil, rápido, limpio y económico. Además con ellos le das un toque especial a la habitación de tu bebé. Hay infinidad de decoraciones y puedes poner los vinilos en otras superficies, como cristales, armarios, puertas, etc.

El mejor momento para decorar la habitación de tu bebé es cuando lo estás esperando, ya que una vez ha llegado el tiempo libre no existe. Todo se lo dedicas a él, con lo que es más difícil ponerte a decorar la habitación. Pero aunque esto es bien cierto, también pasa que cuando crecen te apetece hacer cambios de acuerdo con sus gustos y personajes favoritos. Por ejemplo, decorar la habitación con la imagen de Peter Pan o Campanilla, las Princesas Disney o los coches de la película Cars es algo que no piensas cuando son muy bebés.

Hay muchas formas de decorar la habitación, pintarla de un solo color, dos colores, combinar con zócalos de madera altos, para darle un toque inglés, pero lo que está de moda son los vinilos. Estos le dan un toque muy especial a la habitación del bebé o del niño. Aunque para ser sincera, no solo los hay para niños, también los hay para mayores con decoraciones muy elegantes o divertidas, según el gusto de cada persona.

Pero ¿qué ventajas encontramos en los vinilos respecto a otras formas de decoración como cuadros, papel de pared u otras formas decorativas? En primer lugar porque es más económico. Si te tienes que poner a comprar papel de decoración, cola, cuadros o adornos para las paredes, resulta que los vinilos te ahorran un buen dinero. Por otro lado, son más fáciles y rápidos de instalar. No tienes que desmontar la habitación como pasa cuando empapelas, por ejemplo.

También es cierto que gracias a su facilidad en quitarlo y ponerlos es ideal para las habitaciones de los niños. Pero no solo por la facilidad de ponerlo, sino porque al haber tantos modelos en el mercado, puedes cambiar la decoración en un momento y al gusto de tus hijos. Y si te cansas del vinilo, pues lo quitas con mucha facilidad. Además, los vinilos no solo se pueden poner en la pared, también en los cristales o en los electrodomésticos de la cocina o en los azulejos del lavabo o en la puerta de la habitación del bebé, por ejemplo.

Hay muchos sitios donde encontrar vinilos, por internet y en las tiendas de decoración habituales. Pero si quieres ir a una tienda, puedes ir tomando ideas en páginas como esta donde tienen infinidad de modelos y ejemplos. La colocación es limpia, rápida y económica, ¿necesitas más motivos para decorar la habitación de tu bebé con vinilos?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...