Happy Healthy Meals, limitar las calorías en los menús infantiles de Nueva York

Happy Healthy Meals es un Proyecto de Ley propuesto en el Ayuntamiento de Nueva York que tiene como objetivo limitar las calorías en los menús infantiles que ofrecen las cadenas de comida rápida. Se pretende que estos menús aporten menos de 500 calorías e incluyan de forma obligatoria verduras, frutas y cereales.

Comidas saludables

En Nueva York se ha propuesto un Proyecto de Ley al que han bautizado como “Happy Healthy Meals”, cuyo propósito es limitar el número de calorías de los menús infantiles de los restaurantes de comida rápida, como por ejemplo McDonald’s o Burger King, entre otros. Dicha reglamentación obligará a que en los menús incluyan verduras, frutas o cereales y el conjunto de los alimentos que forman el menú no deberá exceder de las 500 calorías.

En dicho Proyecto de Ley también se especifica qué deberán aportar nutricionalmente, imponiéndose una serie de límites, un 35% de las calorías procederán de las grasas, deberán integrar menos del 10% de azúcares agregados, menos del 10% de las grasas saturadas y no podrán exceder los 600 miligramos de sodio. Esta configuración de los menús infantiles propuesta en el ayuntamiento de Nueva York se basa en un estudio desarrollado durante los años 2013 y 2014, en el que se analizó la compra de los menús infantiles procedentes de diferentes cadenas de comida rápida de la ciudad (McDonald’s, Burger King y Wendy) por parte de los adultos.

Los 358 adultos adquirieron menús infantiles para 422 niños, el promedio de calorías que los niños consumían con cada menú rondaba las 600, se constató que el 98% de los menús no cumplían con los criterios nutricionales descritos en el Proyecto de Ley. Según explican los responsables del estudio, la reducción de calorías no es significativa, se calcula que aportarían una media de 54 calorías menos, además se reduciría el aporte en azucares añadidos y sal, son pequeños cambios que a largo plazo tendrían un impacto significativo en la salud y sería un paso más en la lucha contra la obesidad infantil.

Los responsables del Proyecto de Ley Happy Healthy Meals creen que es un paso en la dirección correcta, pero evidentemente no lograría combatir el problema del sobrepeso y la obesidad infantil. Lo cierto es que todavía se están discutiendo los puntos de esta nueva reglamentación, se baraja la posibilidad de eliminar completamente los juguetes y otros artículos que se regalan con la compra de los menús infantiles.

No es una iniciativa aislada, en otras ciudades como San Francisco se aprobó un Proyecto de Ley similar en el año 2010, se obligaba a que los menús infantiles de los establecimientos de comida rápida aportaran menos de 600 calorías y debían incluir obligatoriamente porciones de frutas y verduras. Otras ciudades han optado por gravar con impuestos las bebidas azucaradas para desalentar su consumo y se barajan nuevas medidas cuya finalidad es limitar las calorías, grasas, azúcares y sal que ofrecen diversos alimentos dirigidos a los niños.

Lo cierto es que las reducciones son poco significativas y ello no impediría que los padres adquirieran algún producto aparte para sus hijos, no contemplado en el menú infantil, este tipo de medidas deberían complementarse con campañas más agresivas de concienciación y educación de los padres para que procuraran limitar el consumo de comida rápida en los niños. Quizá la reducción propuesta es pequeña a fin de facilitar que las cadenas de comida rápida la puedan cumplir y no pongan ningún impedimento.

En fin, ya veremos si el proyecto sale adelante, plantea varios interrogantes y no parece ser una medida efectiva en esta lucha contra la obesidad infantil. Podéis conocer más detalles de la iniciativa a través de este artículo publicado en News Wire.

Foto | happymealy

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...