Guía rápida para que no te hagas un lío con las tallas del bebé

Cada niño es distinto, sin embargo, existen guías que ayudan a facilitar la tarea de comprar la vestimenta adecuada para un chico. El tamaño y la edad son claves para sumergirse con éxito en el mundo de la ropa para infantes.

Selecciona adecuadamente la ropa del bebé

Este episodio se repite infinidad de veces. Los padres llegan a casa con un hermoso conjunto para su peque y al probárselo se dan cuenta de que no le queda bien. Ante ese panorama se ven obligados a regresar a la tienda para efectuar un cambio de talla (si es posible), y se lamentan por el desatino. Ser asertivo tampoco es fácil. Son varios los factores que se deben considerar para no volverse un lío con las tallas del bebé. 

Evaluar el cuerpo del pequeño es la primera recomendación. En general los fabricantes sugieren tallas para cada edad, pero muchas veces el tamaño de la prenda no coincide. Si el niño es gordito o largo, tal vez no se ajuste a la generalidad ofrecida. Es entonces cuando vemos que a un chico de un año le queda mejor la talla 2 o 4.

Otro detalle a tomar en cuenta es la marca de la prenda. No todas usan las mismas tablas referenciales de centímetros, para etiquetar la ropa. Unas emplean valores más pequeños, otras más grandes, y están las que sí trabajan con tallas más completas. Por ello hay que investigar sobre las medidas que usa el fabricante antes de elegir.

Tallas de ropa para el bebé que son específicas

Una buena noticia, es que cada vez son más los diseñadores que elaboran piezas con tallas más específicas. A menudo las tallas van de dos en dos (6 meses, 8 meses, etc) pero ya es posible conseguir para cada mes o año. Incluso, se puede conseguir vestimenta para niños prematuros y de 0 meses.

Lo importante, es que la prenda que se lleve a casa no le quede muy holgada o muy ajustada. Es prioridad que el pequeño se sienta cómodo con lo que lleva puesto. Cuando están más grandecitos (a partir de los 2 años) hay que empezar a acostumbrarlos a ir con los papás a las tiendas para probarse la ropa. Crecen tan rápido, que no queremos que la pierda tan rápidamente por una mala selección.

Cuando no acertamos con las medidas tampoco hay que dramatizar. Si el comercio no acepta devoluciones, un vestido que quedó muy ancho puede llevarse al sastre para que lo ajuste. Si una falda quedó muy corta, se puede alargar agregando un poco de tul. La idea es buscar alternativas y si no es posible, pues vender o regalar la pieza.

Aficionarse a una marca

Los padres primerizos y compradores compulsivos suelen ver un modelo encantador para su niño y comprarlo sin más. Esta acción suele ser más pensada en papás que ya tienen varios hijos. La diferencia en el tallaje entre marcas muchas veces los hace aficionarse con una en particular, pues saben que ofrece medidas más acordes.

No es que sea mejor convertirse en el fanático de una casa de moda, sino que a veces es más práctico optar por las que ya se han probado. Por las que ya se tiene referencia clara. Es por ello que acá te damos luces sobre las más populares y sus sistemas para etiquetar. Recuerda que la mayoría de los fabricantes reconocidos poseen páginas de Internet en las que puedes consultar los datos que necesites.

Por lo general las tiendas de origen francés suelen tener medidas más pequeñas de las habituales. Cuando compres procura que esté una talla por encima de la real. Así evitarás que le quede muy justa y no aproveche la mercancía. Así si tu hijo mida 60 cm (0 a 3 meses), tienes que adquirir una prenda que indique 67 cm (3 a 6 meses).

En este renglón se hayan casas como Orchestra (tienen para prematuros), Zara Home, Du Pareil Au Meme, Carrefour, Serjent Major y Kiabi. La muy famosa Chicco es una de las más representativas en tallaje pequeño. Una prenda para un bebé de 6 meses mide unos 62 centímetros, pero la mayoría de los chicos de esa edad miden 68 centímetros y puede que más.

Centímetros extras

Vale señalar que nunca está demás comprar ropa que le quede un poco grande a los niños, pues están en un rápido y constante crecimiento. De allí que elegir unos centímetros más no será un gran problema. Pronto le quedará. Aunque ellos tienen un sistema de tabulación distinto a otras marcas, las tallas de H&M ofrecen centímetros extra por edad. Otra similar es Zara, que incluso tiene un tallaje superior al de H&M. Para la cadena la etiqueta que indica de 2-4 meses va de los 62 cm. También están Benetton, Primark y Tuc Tuc.

En la categoría de “normal” están las marcas que se corresponden en tamaño y edad perfectamente. Aquí la mayoría de los chicos encontrarán que la ropa le ajusta a su tiempo. Destacan Mayoral, Lidl y C&A. En cualquier caso, eres tú-como madre/padre-quien puede saber más lo que le va bien. Si tu peque va en rápido desarrollo o se ha quedado un poco estancado, sabrás que no deberás fiarte tanto por las medidas, sino por sus características particulares. Si necesitas más ayuda, puedes revisar las claves para elegir la ropa del bebé. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...