Guía de buenas prácticas en la prevención de la obesidad infantil

La ‘Guía de buenas prácticas en la prevención de la obesidad infantil’ es un informe en el que se identifican las mejores iniciativas, nacionales e internacionales en prevención de la obesidad infantil.

Instituto DKV de la Vida Saludable

El Instituto DKV de la Vida Saludable, en colaboración con la Fundación Ship2B y el experto en obesidad infantil Rafael Casas, ha presentado el informe de buenas prácticas en la prevención de la obesidad infantil, con el propósito de identificar las mejores iniciativas, nacionales e internacionales en prevención de este problema de salud que presenta cifras escandalosas, que hayan proporcionado soluciones de interés a médicos, políticos y a la sociedad en general. Este informe es la continuación del estudio sobre obesidad infantil en España presentado en 2016 y el ‘Estudio de Bienestar en la Infancia’, ambos presentados por DKV.

La Guía de ‘Buenas prácticas en la prevención de la obesidad infantil’ proporciona información de las 60 mejores prácticas que han demostrado tener un impacto social en la prevención de la obesidad infantil tanto a nivel nacional como internacional, prácticas que se han catalogado en ocho categorías y que recogen campañas de salud pública, buenas prácticas en el ámbito educativo, programas comunitarios, alimentación saludable, nuevas tecnologías, etc.

En el documento se destaca que según la OMS (Organización Mundial de la Salud), en todo el mundo el número de niños de hasta 5 años de edad que padecen sobrepeso u obesidad, ha aumentado pasando de los 32 millones en 1990 a los 41 millones en el año 2016. Si se sigue esta tendencia se calcula que, en el año 2025, el número de lactantes y niños pequeños con sobrepeso aumentará hasta los 70 millones.

Se apunta que, de los países mediterráneos, España es el que tiene una mayor prevalencia de niños y niñas obesos, con un porcentaje de entre un 18% y un 21% en el caso de los niños, y entre un 9% y un 19% en el caso de las niñas, a esto hay que añadir que según el estudio ALADINO, la prevalencia del sobrepeso y la obesidad en niños y niñas de entre 6 y 9 años alcanza el 41’3%.

Instituto DKV

Sin duda, los datos son preocupantes, lamentablemente y según los expertos, se sigue percibiendo el exceso de peso como un problema estético más que de salud, de ahí que no existan actitudes que sean comprometidas, que exista falta de motivación para reducir el peso, etc. Se destaca que lo difícil es provocar cambios que duren toda la vida en esta sociedad de la inmediatez, por lo que el reto está dirigido a todo el mundo padres, madres, profesores, instituciones y la sociedad en general. Se destaca el trabajo especial que tienen los profesionales sanitarios, que son los que han de ayudar a que se lleven a cabo los cambios en hábitos de vida saludable y alimentación infantil.

El estudio realizado tiene como cometido invitar a las diferentes administraciones nacionales, autonómicas y locales, a establecer líneas de colaboración público-privada con el objetivo de impactar en toda la sociedad y conseguir la máxima eficacia de resultados a la hora de avanzar en la lucha contra el sobrepeso y la obesidad, promoviendo los estilos de vida saludables de la población y centrándose especialmente en la prevención de la obesidad infantil.

Merece la pena dar un vistazo al informe “Buenas prácticas en la prevención de la obesidad infantil”, los datos que proporciona ponen de manifiesto la magnitud del problema del exceso de peso y también ofrece un conjunto de soluciones que se pueden adoptar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...