Grooming o acoso sexual de menores a través de internet

Acoso sexual de menores a través de internet

El término grooming define a un conjunto de acciones y conductas de adultos que utilizando la red, intentan ganarse la confianza y la amistad de un menor de edad, la finalidad es lograr entablar una conexión emocional intentando que los niños bajen la guardia y poder abusar sexualmente de ellos.

El grooming o acoso sexual de menores a través de internet se inicia con la confianza, posteriormente se reduce la inhibición de los niños y finalmente, el acosador o pederasta intenta obtener imágenes sexuales. Al respecto nos gustaría recomendaros la lectura del post Niña virtual caza pedófilos, se trata de un programa informático que emula a una niña de 10 años y cuya finalidad es luchar contra el grooming. El programa Sweetie ha logrado identificar con nombre y apellidos a 1.000 pedófilos de un total de 20.000 “depredadores sexuales” de 70 países diferentes. Pero se puede decir que se trata de una gota en un océano, el grooming está más extendido de lo que podemos creer.

El grooming es un proceso que puede ser lento, los pedófilos procuran ser cautos, ya que el objetivo es lograr ganarse la confianza de los niños, dependiendo del perfil de la víctima puede durar hasta varios meses. Durante ese tiempo el adulto logra entablar amistad haciéndose pasar por otro niño, poco a poco obtiene datos personales de los menores y para ello utiliza todo tipo de estrategias, incluso se intenta seducir y provocar a los niños, como hemos dicho, la finalidad es lograr que terminen desnudándose frente a la webcam y si es posible, que realice algún acto de tipo sexual.

Pero el peligro no acaba aquí, en realidad el acoso sexual más severo empieza a partir de esta etapa, los pedófilos chantajean a los niños para conseguir todo el material fotográfico sexual posible, dependiendo de la víctima, intentan tener un encuentro físico con ellos. Cualquier niño puede sufrir acoso sexual en internet, por ello es muy importante educarlos sobre los riesgos existentes y cómo evitarlos. Una fotografía íntima puede ser una llave para el acosador, hay que tener cuidado con entablar amistades virtuales, que no se conocen físicamente, evitar dar información personal, compartir fotografías, visitar determinadas páginas o chats, la verdad es que hay muchos riesgos.

En lo que respecta a acosadores, existen diferentes tipos, los denominados directos, éstos acceden a foros, chats, redes sociales, identifican a los menores y van directos al grano, solicitan fotografías, que se dejen ver a través de la webcam, les realizan propuestas sexuales, etc. Después están los acosadores oportunistas, eligen a los niños a partir de las fotografías que pueda encontrar y que tengan cierto contenido sexual, con ellas realiza chantaje, si no satisface sus deseos dará a conocer estas fotografías en su entorno. El último tipo es el acosador específico, este utiliza la táctica indicada anteriormente, ganarse la confianza de los niños y poco a poco hacer que baje la guardia para poder satisfacer sus deseos.

Sobre el grooming vamos a seguir hablando próximamente, además del control parental, existen una serie de consejos y medidas recomendados por educadores, especialistas informáticos y policías, para evitar este tipo de acoso, también conoceremos qué se debe hacer ante un caso de acoso sexual a menores a través de internet.

Foto | Oleg1975

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...