¿Formar el gusto musical de los niños es posible?

Que los padres pretendan que sus niños opten por la misma música que ellos, que idolatren a las mismas bandas y que prefieran determinadas canciones y estilos musicales no es algo raro ni para nada nuevo, la pregunta es si los esfuerzos que muchos ponen en que sus pequeños aprendan a valorar ciertas música dará a la larga frutos, o será un camino frustrado.

Para aquellos a los que la música les representa algo importante y fundamental, será sumamente la idea de compartir con sus bebés sus gustos y preferencias, inclusive desde el vientre materno ya que la práctica de hacerle escuchar música al feto no solamente es positiva ya que genera una unión antes del nacimiento, sino que además muchos especialistas sostienen que ayuda en el desarrollo cerebral del niño.

El director de orquesta británico y catedrático en la Real Academia de Música, Jeremy Summerly, explica al respecto:

“Cada padre quiere que su hijo sea hincha de su mismo equipo de fútbol”…”Y me imagino que todos los padres tienen un deseo innato de que su hijo disfrute de la misma clase de música que ellos”…”El tipo de música que gustaba al padre puede haber pasado de moda para cuando el hijo tenga su edad”.

Si bien cada caso es un mundo aparte, puede haber quienes al crecer prefieran otro tipo de música que la que escuchaban en el hogar y también puede ser que los pequeños formen sus recuerdos de infancia en base a canciones y bandas que sus padres adoran, como es el caso de quienes crecen por ejemplo escuchando a The Beatles, agrupación de culto que trasciende las barreras del tiempo y las generaciones por completo, tal es el caso del pequeño Salvador, un niño argentino que comparte esa misma pasión con sus padres.

Lo cierto es que son muchos quienes han intentado formar el gusto musical de sus niños, uno de ellos por ejemplo es el violonchelista Julian Lloyd Webber , quien luego de su propia experiencia sostiene que es un esfuerzo inutil ya que no se los puede guiar en gustos sino permitir que ellos decidan lo que les gusta por ellos mismos.

“Quieres mostrar a tu hijo las cosas que crees que son las mejores. Cuando mi hijo tenía 8 años, lo llevé a ver al violonchelista ruso Rostropovich. Eso es algo especial y le quedará toda la vida”.

Por su parte, Jem Finer, artista y miembro fundador del grupo irlandés The Pogues, indica:

“No puedo decir que alguna vez traté de formar el gusto musical de mis hijos”…”Algunos hijos siguen lo que a sus padres les gusta. Disfrutan vivir como sus progenitores, y otros hacen precisamente lo opuesto”…”Si el padre escucha a Mahler, el hijo se inclina por Lady Gaga”.

Vía | mdzol
Foto  | macieklew

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...