Fobia escolar

fobia escolar

Este tipo de miedos infantiles son muy comunes entre los más pequeños, y puede estar motivado por diversos factores, como dificultades para socializarse con el resto de los compañeros, ansiedad por la separación o divorcio de los padres, etc.

Pero debemos diferenciar la fobia escolar del rechazo escolar, este último obedece a lógica aversión del niño hacia las clases, incluso puede ser un capricho; sin embargo, acudir no le genera la ansiedad que se produce con la fobia escolar.

Para poder diferenciarlas y encontrar la solución vamos a ofrecer las bases para descubrir cuál es el motivo y el tratamiento que se necesita.

Síntomas de la fobia escolar

El niño sufrirá además de las consecuencias psicológicas, las físicas, observareis como tiene un exceso de sudoración de la manos y el resto del cuerpo, incluso pueden producirse problemas estomacales, tales como diarreas y trastornos alimenticios y del sueño.

Tampoco no sabrá explicar exactamente que es lo que le provoca toda esa ansiedad, pero cualquier tema relacionado con el colegio le provocará rechazo. La calma le llega al regresar de la escuela y vuelve a aparecer cuando tiene que acudir de nuevo.

Tratamiento de la fobia escolar

Si todos esto síntomas se mantienen de forma constante, será necesario que se le ofrezca ayuda especializada para que pueda superarlo y que además no pierda el ritmo de las clases.

Pero antes de decidirnos a llevar al pequeño al psicólogo, la primera visita que debe hacerse es al pediatra para que sea él el que descarte cualquier otro tipo de problema.

Es necesario hablar con el niño y con las personas que conforman su entorno, como sus hermanos, sus amigos y sus maestros e ir haciendo que el niño se incorpore a las actividades escolares de forma progresiva.

Otra manera de ayudarle es ir al colegio en horario no lectivo, de ese modo el niño podrá ir acostumbrándose a tomar contacto con el entorno y verá que no tiene porqué pasar nada.

No se debe prestar atención a los comentarios negativos del niño en referencia a la escuela y, sobre todo, es importante no reforzar las ideas que tiene sobre el colegio.

Ayudar al niño a establecer rutinas también le beneficiará, unido a que el niño establezca las relaciones de los amiguitos del colegio también fuera de él, así cogerá más confianza y se verá más protegido.

Vía | www.psicopedagogia.com
Vía | www.zonapediatrica.com
Foto | Dan Zen

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...