Extremar las precauciones con los niños en las piscinas

Piscinas de verano infantiles

Como sabemos, durante el verano el agua es la estrella de la diversión infantil, piscinas y playas ofrecen a los niños una combinación perfecta de juegos, diversión, entretenimiento, descubrimiento y frescura. Sin embargo, es necesario extremar las precauciones con los niños en las piscinas, no se puede bajar la guardia, padres, vigilantes y monitores deben estar muy atentos, basta con decir que los ahogamientos son la segunda causa de muerte accidental en los niños para alertarnos.

Los niños son los que más disfrutan con el agua, pero lamentablemente también son los que más riesgos corren, cada día podemos ver noticias en las que se informa de muertes por ahogamiento, sea en piscinas, parques acuáticos, en las playas… cada día se producen unos 650 accidentes sólo en las piscinas de la Unión Europea, y una parte de ellos acaban trágicamente. Extremar las precauciones con los niños en las piscinas es una tarea obligada que los adultos debemos realizar, un simple descuido basta para truncar la vida de un menor y de toda una familia.

A través de un artículo de RTVE podemos conocer algunos ejemplos de accidentes infantiles en piscinas, de hecho, parece ser que son las piscinas los lugares lúdicos donde más accidentes se sufren, la asfixia por inmersión es, como decíamos, la segunda causa de muerte accidental infantil por detrás de los accidentes de tráfico. De cuatro a siete años es el rango de edad más susceptible de sufrir un accidente en la piscina, otro dato relevante es que son los niños de sexo masculino los de mayor riesgo, acaparando el 60% del número de víctimas.

Tampoco se libran los más mayores, los niños de entre 15 y 19 años también son un segmento de riesgo. Extremar las precauciones con los niños en las piscinas es imperioso, pero ¿cómo conseguir que las piscinas sean más seguras? Son muchos los factores a tener en cuenta, que los niños sepan nadar, que los adultos no se distraigan y estén atentos a los movimientos de los niños, pero también es necesario que las piscinas reúnan unos requisitos mínimos de seguridad con los que se puede reducir el alto índice de accidentes infantiles en las piscinas.

Será interesante dar un vistazo a la guía Protección de los Niños y los Jóvenes en las actividades Acuáticas Recreativas que ofrece el Ministerio de Sanidad y Política Social, en ella vamos a poder conocer todo tipo de información relacionada con la prevención en el agua y recomendaciones específicas para determinadas actividades acuáticas en entornos específicos. También podremos conocer qué criterios se deben seguir a la hora de evaluar la seguridad que ofrece una piscina y sus instalaciones, sean piscinas municipales o residenciales.

Algunos ejemplos y principales recomendaciones que se destacan son:

• El cercado completo de la piscina es la mejor protección y debe contar con una puerta que se cierre sola. De esta forma la piscina queda rodeada por todos los lados. La puerta se tiene que verificar cada cierto tiempo, para comprobar que se cierra correctamente.
• Se deben utilizar marcadores de profundidad al lado de la piscina.
• Las piscinas de hidromasaje o burbujas deben cubrirse con una lona dura siempre que no se utilicen.
• Los niños deben utilizar equipos individuales de ayuda a la flotación (flotadores para niños).
• Debe disponerse de un teléfono cerca de la piscina para posibles emergencias.

Hay que destacar que la recomendación más importante es la vigilancia de los padres, como una de las medidas más eficaces para prevenir un accidente en la piscina. El especialista en pediatría y puericultura Jorge Mateu nos explica que sólo son necesarios 20 centímetros de profundidad y un par de segundos bajo el agua para que se produzca un accidente, esto nos da una idea de lo peligroso que puede ser una piscina, especialmente para los más pequeños.

Foto | Rodrigo Amorim

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...