Este año la publicidad de los juguetes ha mejorado

La campaña publicitaria de juguetes 2013-2014 ha sido positiva, apenas se han producido denuncias por contenidos sexistas o fraudulentos, poco a poco se logra alcanzar la meta de ofrecer una publicidad de calidad, fácil de entender por los niños y con contenido real.

Juguetes

Según la Comisión de Seguimiento del Código Deontológico de la Publicidad Infantil de la AEFJ (Asociación Española de Juguetes), este año la publicidad de los juguetes ha mejorado, la campaña se desarrolla cumpliendo mejor las exigencias del mencionado código y las de la reglamentación sobre publicidad infantil. Sin embargo, se sigue pidiendo desde las asociaciones de consumidores participantes en el Código Deontológico, que se trabaje con mayor énfasis en la eliminación de la confusión entre imágenes animadas y reales, la protección de los niños en internet y la discriminación de género o publicidad sexista.

Sobre este último punto hablábamos hace unos días en el post Valores sexistas en los anuncios de juguetes. Nos hacíamos eco de una investigación en la que se mostraba que aunque poco a poco se mejora y cada vez aparecen menos contenidos publicitarios sexistas, es un avance muy lento y todavía es frecuente que se ofrezcan mensajes con valores claramente diferenciados según el género. La publicidad de la campaña del juguete de Navidad 2013-2014 parece cumplir mayoritariamente la normativa, para llegar a esta conclusión se han analizado casi 100 anuncios mostrados en diferentes medios y soportes, siendo los resultados bastante favorables.

Parece ser que únicamente se han presentado dos reclamaciones ante el jurado de Autocontrol, esta asociación trabaja para que se ofrezca una publicidad de calidad, que sea veraz, honesta y leal. Como sabéis, cuando el Jurado de la Publicidad de Autocontrol considera que se ha vulnerado la normativa, solicita la modificación o cese de las campañas al anunciante o medio que ha sido reclamado. Teniendo en cuenta el número de reclamaciones, se puede decir con acierto que ha sido una campaña publicitaria bastante ética. En los que respecta a las dos reclamaciones, una ha sido en base a una presentación animada de muñecos inanimados que podía inducir a error a los niños, y otra se ha realizado por el uso de colores que diferenciaban los juguetes que estaban dirigidos a niños y niñas, algo que podría contribuir a mantener los estereotipos de género.

Las asociaciones de consumidores hacen hincapié en extremar criterios de veracidad sobre las características y todo lo que ofrecen los juguetes, los niños deben comprender y saber diferenciar lo que es una imagen animada de lo que es una imagen real. La primera imagen puede dar una idea errónea a los pequeños, cuando reciben el juguete se llevan un desengaño y eso es lo que hay que evitar. En lo que respecta a publicidad sexista, se solicita mantener la línea de trabajo y erradicar las diferencias, hay que tener en cuenta que la mayoría de juguetes pueden ser utilizados tanto por niños como por niñas.

En lo que respecta a internet y concretamente las páginas web de juguetes, es necesario incrementar la protección de los niños, sobre todo si deben participar en redes sociales, ya que deben contar con la autorización de los padres. En el ámbito de mensajes sobreimpresos en la pantalla, en los que se muestra el funcionamiento, la inclusión o ausencia de pilas (si funciona con pilas), el montaje o el precio, estos deben ser muy claros y legibles, que no ocurra como en otros anuncios donde la letra es muy pequeña y corre por la pantalla a una velocidad imposible de seguir.

Los datos de la campaña son positivos tal y como nos explican en AEFJ, pero hay que seguir trabajando hasta conseguir que el 100% de los anunciantes cumpla con la normativa y con el código de conducta establecido.

Foto | Puuikibeach

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...