Es muy fácil que un niño se vaya con un extraño

Un reportaje emitido en el programa de televisión Daybreak, muestra que es muy fácil que un niño se vaya con un extraño, de nueve niños que participaron en un experimento para conocer su reacción ante la petición de un extraño, siete aceptaron irse con él.

En este vídeo del programa Daybreak de la cadena de televisión ITV del Reino Unido se muestra lo fácil que resulta que un niño se vaya con un extraño. Se trata de un reportaje realizado el año pasado, pero el tema está de actualidad, parece que algunos niños no son conscientes de lo peligrosos que pueden ser los extraños.

En el reportaje colaboraron los padres de nueve niños con edades comprendidas entre los 5 y los 11 años, evidentemente los niños no sabían nada del montaje y se pretendía comprobar cuál sería su reacción ante las posibles peticiones que les realizara un extraño. De los nueve niños, siete fueron víctimas del engaño del extraño, un porcentaje demasiado elevado que muestra un grave problema. Los padres simulaban estar entretenidos con el teléfono móvil, hablando con otras personas, etc., mientras el supuesto extraño se acercaba a un parque londinense al que habitualmente van los niños.

A juzgar por las imágenes tomadas con cámara oculta, es muy fácil que un niño se vaya con un extraño, el individuo se acercaba a los niños y les pedía que le ayudarán a buscar a su perro o a buscar a su hija que se había escondido porque estaban jugando al escondite, entre otras excusas. Los niños, entre otros motivos, declararon que acompañaron al extraño porque necesitaba ayuda y decir que no, podría dar la impresión de que eran maleducados. Algunos padres habían enseñado a sus hijos qué hacer en el caso de que un extraño intentara secuestrarles, pero no les habían hablado de alguien que a pesar de ser extraño, tuviera buena apariencia y con buenos modos les pidiera ayuda, con educación, una buena imagen y con motivos para los niños creíbles, el extraño lograba su propósito.

Esto nos recuerda lo que están sufriendo en la Comunidad de Madrid con el pederasta que en varias ocasiones ha intentado llevarse a una menor, por fortuna su modo de actuar ha sido tosco y además, con la alarma generada resulta más complicado poder abordar a un menor, pero, ¿y si se hubiera comportado como el extraño que aparece en el vídeo? Los resultados del experimento realizado llevaron a Kidscape, una organización sin ánimo de lucro que desde 1985 trabaja para prevenir el acoso y el abuso sexual infantil, a redactar una serie de recomendaciones que deben ser tomadas en cuenta por obvias o absurdas que parezcan.

No hablar con desconocidos sin importar que puedan pensar que son maleducados, no aceptar ningún tipo de regalo, no subirse al coche de un desconocido… muchos son consejos que en más de una ocasión hemos dado a los niños. Hay que mostrarles que no sólo deben temer una mala apariencia, un desconocido siempre será un desconocido y hay que desconfiar de los buenos modales, del buen aspecto o del comportamiento natural.

En menos de tres minutos el falso extraño consigue llevarse al menor, es muy poco tiempo, los padres pueden despistarse mucho más hablando por teléfono sin haber dado un vistazo a sus hijos. Como dicen aquí, hay que mostrar a los niños que no sólo les pueden hacer daño las personas con un aspecto siniestro o sospechoso, hay que desconfiar de los desconocidos a toda costa. Como decíamos, aunque se trata de un reportaje del año pasado, el problema con los desconocidos no tiene fecha de caducidad. Hay que decir que el reportaje creó polémica y críticas de algunas personas argumentando que se estaba creando alarmismo, personalmente creemos que no es así, en él se muestra una cruda realidad, que es muy fácil llevarse a un niño.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...