¿Es lícito controlar lo que hacen nuestros hijos en Internet?

Los padres deben aprender a utilizar Internet y las Redes Sociales para poder ayudar a sus hijos con esta herramienta. Controlar lo que hacen es ayudarles a evitar tener problemas y a utilizar este medio para potenciar sus conocimientos. Hablar con ellos y compartir sesiones les ayudará a tener más conciencia y a aprender a usarlo con cabeza.

Antes de empezar el debate sobre si es lícito controlar lo que hacen nuestros hijos en Internet para garantizar su seguridad, deberíamos preguntarnos si conocemos y estamos al día de los programas que más utilizan los niños y adolescentes. Lo primero que necesitamos saber, como padres, es el funcionamiento de las redes sociales. Esto es lo que más utilizan para intercambiar información entre ellos y donde pueden ser más vulnerables, ya que la cantidad de datos personales que llegan a intercambiarse a través de las redes sociales es muy considerable.

Estar con ellos mientras navegan es importante para evitar males mayores,

Pero no solo es por el intercambio de información. Si el niño no está preparado o no tiene el apoyo que se requiere para utilizar estos medios, puede llegar a desarrollar problemas a la hora de diferenciar entre la realidad y la ficción. Es necesario que los padres controlen el uso de internet desde el principio para evitar problemas más adelante. Si no se hace correctamente, cuando nos queramos dar cuenta de que hay un problema puede que ya sea tarde y se requiera tomar medidas mucho más drásticas para intentar solucionarlo.

También es muy importante que seamos capaces de explicarles el porqué es tan importante que nosotros podamos controlar lo que hacen dentro de la red. Hablar con ellos y demostrarles constantemente nuestro apoyo hará que confíen en nosotros y que acepten de mejor grado nuestra preocupación, nuestras explicaciones y el seguimiento que podamos hacer de sus movimientos por internet.

Ya que cada vez el uso de este aparato es utilizado en edades más tempranas, un consejo que podemos ofrecer es que el ordenador no esté en la habitación del niño. Sería aconsejable que estuviera en algún lugar de la casa donde toda la familia pudiera utilizarlo. De esta manera nuestro hijo se acostumbra a tenernos a su lado y puede disfrutar con nosotros de sus sesiones. Otro consejo interesante es acortar el tiempo de utilización de internet y fomentar con ellos información sobre este medio, esto les ayudará a tener más conciencia y a aprender a usarlo con cabeza.

A parte del uso de las redes sociales, también debemos vigilar por qué tipo de páginas se mueven nuestros hijos. Internet es una fuente de información inagotable y muchos de los contenidos que hay en él pueden herir la sensibilidad de nuestros pequeños. Por eso, como padres, tenemos la obligación de vigilar, controlar y enseñar el uso de este medio a nuestros hijos. Y si observamos que puede haber algún problema asociado debemos buscar lo antes posible una solución e incluso, si fuera necesario, buscar un profesional que nos asesore o que pueda ayudar al niño.

Foto por hoyasmeg en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...