Es beneficioso que los niños con asma reciban educación para controlar su enfermedad

Una investigación muestra que es más efectivo y beneficioso que los niños con asma reciban educación para controlar su enfermedad en el ámbito escolar. Según los resultados, con ello se logra reducir hasta un 30% el riesgo de sufrir una crisis, acudir a urgencias o ser hospitalizado.

Programas educativos sobre el asma

Según un estudio desarrollado por expertos del University College de Londres (Reino Unido), es beneficioso que los niños con asma reciban educación para controlar su enfermedad, gracias a ello se puede reducir el número de ataques que pueden sufrir, las visitas a urgencias y las hospitalizaciones.

En este estudio que se puede considerar un metaanálisis, se analizaron 33 investigaciones en las que se habían evaluado los programas para el control del asma en las escuelas para comprobar si eran de ayuda para reducir y evitar los síntomas graves de la enfermedad, que pueden afectar degradando la salud y, obviamente, el rendimiento escolar.

Todos eran estudios pequeños en los que participaron niños asmáticos con edades comprendidas entre los 5 y los 18 años, fueron divididos en grupos aleatoriamente para recibir clases sobre el control del asma o no recibir clases, actuando como grupo de control. Los resultados muestran que la educación para controlar el asma, logró reducir un 30% las probabilidades de acudir a urgencias, siendo el resultado de una menor incidencia de las crisis asmáticas.

Para los niños que no pueden recibir educación sobre el control de la enfermedad en los centros sanitarios, las escuelas pueden ser una hoja de ruta alternativa y efectiva, brindándoles dicha información sabrán cómo gestionar la enfermedad que padecen. El centro escolar puede contribuir a que se reconozcan los síntomas iniciales de una crisis, qué medicamentos se deben administrar, las pautas para controlar la enfermedad, etc.

Los resultados de la suma de estudios muestran que en comparación con los niños que no recibieron educación sobre la gestión del asma, los que sí la recibieron tuvieron menos crisis, menos hospitalizaciones y, por tanto, una mejor calidad de vida en el ámbito escolar. Quedan cuestiones por resolver, como determinar cuál es la guía y pautas de enseñanza más efectivas, ya que los programas son algo diferentes, aunque todos tienen en común algunas pautas.

La mayoría de los estudios analizados se realizaron en Estados Unidos y Canadá, considerándose que esto es una limitación, básicamente por las diferencias en la atención sanitaria que se recibe en cada país. En Estados Unidos este tipo de programas pueden ser más eficaces, ya que es mayor el número de niños que no tienen seguro médico o no pueden acceder a la atención sanitaria.

Los expertos concluyen que los niños aprenden mejor a manejar su enfermedad en un entorno escolar, además, este tipo de programas contribuyen a que se sientan menos estigmatizados por el uso del inhalador en el colegio. En definitiva, se constata que un programa escolar para la gestión del asma dirigido a los niños asmáticos es recomendable y beneficioso. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Thorax.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...