Entre padres e hijos de Haim G. Ginott

Haim G. Ginott fue pionero en educar a los niños y también a los padres para conseguir una comunicación fluida, respetuosa y digna. De esta manera, el ambiente familiar mejoraba y se conseguía que los niños se hicieran más responsables sin necesidad de pelearse, ni de gritos. La educación a través de la comunicación entre padres e hijos ha dado muy buenos resultados.

El autor de este libro fue pionero en este tipo de educación fundamentada en la comunicación entre padres e hijos. Haim G. Ginott, nacido en el año 1922 y fallecido en el año 1973, fue un psicólogo infantil, profesor en Israel en una escuela, educador de padres y psicoterapeuta. Uno de sus libros más famosos, “Entre padres e hijos”, de la editorial Medici fue durante más de un año best seller, aunque hoy en día sigue siendo un libro muy popular entre los libros de la crianza respetada y natural. Digamos que gracias a personas como Ginott muchos millones de padres han encontrado apoyo para poder educar a sus hijos con respeto y con dignidad. Para hacernos una idea, hay al menos 5 millones de libros vendidos en todo el mundo.

Un libro de Haim G. Ginott, basado en la comunicación entre padres e hijos

Hace poco os hablábamos de dos libros más que iban en esta línea, “Padres Liberados, Hijos Liberados” y “Cómo hablar para que sus hijos le escuchen y cómo escuchar para que sus hijos le hablen” de las psicólogas Adele Faber y Elaine Mazlish. Estas dos autoras fueron discípulas de Ginott y sus libros no dejan de ser  una especie de compendio de sus enseñanzas. Pero el libro de Ginott es el  original y es mas amplio que el de Adele Faber y Elaine Mazlish, por lo tanto, si crees que se puede educar a tu hijo respetándole, enseñándole a ser independiente y autónomo siempre con dignidad, os recomiendo este libro.

En este libro se encuentran muchos consejos que se derivan del principio básico que es la comunicación. Estos consejos orientan a los padres para tener una convivencia de mutuo respeto  y autoestima, de manera que el niño puede crecer dentro de un ambiente que fomenta su responsabilidad, ayudándole a tomar sus propias decisiones y dejando que madure para conseguir que poco a poco se vaya convirtiendo en una personita autónoma e independiente. Según Ginott, “un buen padre es como un buen maestro, que es el que se hace cada vez menos indispensable para los niños”.

Así pues, este maestro de la comunicación familiar, que ha ayudado con sus doctrinas a tantos padres y a tantos hijos, señala en su libro cómo enseñar disciplina, pero sin castigar ni amenazar.  También puntualiza sobre la importancia de no humillar al niño y entender y reconocer las emociones que lo perturban, reconociendo también la importancia de sus ideas y opiniones. Además, y esto es algo que ayuda mucho a mejorar el ambiente familiar, nos enseña a inculcar el sentido de la responsabilidad en el niño.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...