Enseñar programación a los niños es muy importante

Los niños desde pequeños deben introducirse en el mundo de la programación o la adquisición del código, este es un lenguaje universal que en pocos años dominará muchos aspectos de una sociedad digitalizada. Quienes no tengan nociones básicas serán considerados analfabetos tecnológicos, por ello, desde ahora, es necesario que los niños aprendan este lenguaje que se convertirá en la base del desarrollo del futuro personal y profesional.

Aprender el lenguaje del código desde la infancia

Como sabemos, cada vez son más las empresas tecnológicas que destinan tiempo y recursos a enseñar a los niños el lenguaje del código, sea mediante páginas webs o apps educativas, a través del lanzamiento de juguetes tecnológicos, campamentos tecnológicos, etc. Las lecciones sobre codificación se han convertido en una constante y es algo lógico, ya que vivimos en un mundo que cada vez está más dominado por la tecnología, donde la conexión a internet y la programación son aspectos fundamentales.

El mundo está cada vez más digitalizado y en pocos años su dominio será prácticamente completo, cualquier cosa será controlada o utilizada a través de la programación y la red, coches autónomos, casas inteligentes, educación 3.0, etc. En este contexto, enseñar programación a los niños es muy importante y se podría decir que fundamental. Ya que la programación es el lenguaje que dominará el mundo y en un futuro a medio plazo, quien no domine el código será un analfabeto virtual con oportunidades limitadas.

Los niños de hoy en día deben aprender programación, siendo un reto que debe asumir el actual sistema educativo. En países como Finlandia se han dado pasos en esta dirección y los niños aprenden a teclear antes que escribir a mano, otros países han integrado los ordenadores en el sistema educativo habitual y la programación es una asignatura de gran valor, en cambio, en España, los proyectos para mejorar la educación tecnológica se han dejado aparcados con la excusa de la crisis económica, por lo que los niños se quedan rezagados con respecto al nivel educativo tecnológico de los niños de otros países.

Por tanto, es interesante apuntar a los niños a cursos de programación, introducirlos en el mundo del código desde pequeños utilizando juguetes tecnológicos, acceder a los servicios gratuitos que ofrecen gigantes como Microsoft y Google, etc. Con el aprendizaje del código los niños tienen una oportunidad de comunicarse con los dispositivos tecnológicos para decirles lo que quieren que hagan por ellos, se trata de una “nueva alfabetización” indispensable para poderse adaptar a los vertiginosos cambios que se están produciendo en el mundo.

Hay que tener en cuenta que no se está hablando de formación para que los niños se conviertan en futuros ingenieros informáticos, técnicos en robots, desarrolladores virtuales, etc., sino de la promoción de un comportamiento y pensamiento computacional con el que se podrán resolver pequeños problemas, además de aprender un nuevo concepto y forma de pensar basado en el modelo computacional. Si se empieza desde que los niños son pequeñitos, el futuro se abrirá ante ellos de un modo más sencillo, podrán dominar diferentes tecnologías y resolver todo tipo de problemas, además de ser un impulso para convertirse en profesionales dedicados a las nuevas tecnologías.

Durante los últimos años han aparecido en el mercado diferentes robots de juguete que tienen como cometido introducir a los niños en el mundo del código, con ellos es mucho más fácil y divertido aprender programación y desde una edad temprana, siendo una mejor alternativa a los libros y tutoriales con explicaciones técnicas y complejas, orientados al público adulto. En Pequelia hemos hablado de estos juguetes, los robots Bo y Yana, el robot de madera Cubetto, el robot Jimu o el robot Vortex entre otros, todos ofrecen la posibilidad de aprender a programar a una edad temprana, a adquirir el lenguaje del código, lenguaje que se puede considerar universal, a desarrollar el pensamiento computacional, a desarrollar la creatividad y la capacidad de resolución de problemas, a sentar las bases para el desarrollo de un futuro profesional, etc.

Como padres, debemos tener en cuenta esta información y facilitar la introducción de los niños al mundo del código o programación, las expectativas y beneficios son enormes.

Foto | Lupuca

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...