Enseña a tu hijo a hacer arena de colores

Si quieres que tus hijos se diviertan un buen rato puedes prepararle arena de colores. Si no sabes como hacerlo, el siguiente artículo te puede ayudar.

Enseña a tu hijo a hacer arena de colores

La arena casera de colores es una manualidad que estimula el sistema nervioso de los niños y ayuda al desarrollo de nuevos aprendizajes y además todos los productos que se utilizan en su elaboración son naturales y no tendrás ningún peligro si el niño en un momento determinado se la lleva a la boca. En cuanto al dinero, no te preocupes pues sale muy barata, por eso es mejor que la cambies cada cierto tiempo y en los meses de mucho calor, manténla en un lugar fresco.

Materiales necesarios

  • Harina de trigo
  • Aceite de girasol
  • Colorantes alimentarios en gel
  • 1 bol
  • 4 platos de plástico
  • Guantes de vinilo
  • 1 caja para guardar la arena

Elaboración

En un bol echa 8 cucharadas soperas de harina y dos cucharadas de aceite de girasol. Remueve con una cuchara hasta que se mezcle todo bien, si veis que la mezcla queda un poco seca puedes añadir otra cucharada de aceite de girasol y si por el contrario te quedó muy aceitosa, puedes añadir otra cucharada más de harina.

Sentirás que la arena está lista cuando la masa compacta se deshaga en los dedos y en realidad sientas como si estuvieras manipulando arena de la playa. Si quieres que la arena sea más divertida, puedes teñirla de colores con los colorantes alimentarios. Para ello debes dividir la mezcla en tres platos y con la ayuda de unos guantes de vinilo debes ir mezclando la arena con el colorante alimentario. Los guantes son para no manchar las manos porque al principio mientras el colorante no está bien integrado en la arena mancha, pero luego cuando ya está integrado ya no mancha. Ahora ya puedes ponerla en una caja y enseñársela a tus hijos para que jueguen con ella.

Cosas que hacer con la arena de colores

  • En primer lugar debes dejar que los niños disfruten de la arena de colores, que disfruten con su textura.
  • Puedes proporcionarle moldes de hacer galletas para que se conviertan en unos cocineros por un tiempo
  • También puedes invitarlos a hacer figuras sin ningún molde para que dejen volar su imaginación
  • Otra actividad muy divertida es estirar la arena en el suelo y empezar a escribir o a dibujar en ella

Si eres de las que no te gusta manchar las manos en la cocina, también puedes comprarle la arena de colores a tu hijo, pero ten cuidado que no contenga ingredientes tóxicos por si tu hijo la lleva a la boca por un descuido o simplemente porque le hace gracia, aunque yo te recomiendo que la elabores con la ayuda de tus hijos pues es mucho más divertido.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...